Tremendo enfado de Zidane en el Real Madrid que obliga a Florentino Pérez a cerrar un fichaje de urgencia

stop

El técnico galo se queja por falta de atención al presidente

26 de agosto de 2017 (12:45 CET)

Zinedine Zidane, el flamante entrenador del Real Madrid, se ha cogido un buen mosqueo en las últimas horas. Pese a todo lo que ha logrado, a veces se siente ninguneado.

El técnico galo comparte una preocupación con algunos miembros de la plantilla blanca. Entre ellos, Cristiano Ronaldo. Y es la necesidad de reforzar otra posición que no es la delantera.

La zona del campo que el Madrid tiene en horas bajas es la defensa, como Diario Gol lleva avisando todo el verano. Ni se ha fichado un relevo a Danilo ni se ha complementado la zaga.

La situación es preocupante porque los centrales del Real Madrid se han demostrado un tanto irregulares, en lo que asistencia a partidos se refiere, en los últimos tiempos.

El problema viene porque ahora mismo Sergio Ramos está sancionado y Rafa Varane es un lesionado en potencia. El galo es cliente habitual de la enfermería y ha vuelto a caer. Arrastra problemas en los aductores y el técnico no quiere arriesgar. 

Zizou se encuentra con que no podrá contar ni con Ramos ni con Varane en el próximo partido de liga, frente al Valencia. El primer compromiso exigente del curso empieza mal.

Nacho es el único defensa que está disponible ya que el nuevo, Jesús Vallejo, también está lesionado. La alternativa pasa por utilizar a Casemiro, Marcos Llorente o Carvajal detrás. O, en su defecto, subir a un canterano. 

El relevo de Pepe

El entrenador francés lleva tiempo diciendo a Florentino Pérez que, tras la marcha de Pepe, sería conveniente reforzar la plantilla con la incorporación de otro central.

Como Diario Gol ha publicado en varias ocasiones, el preferido es Marquinhos, porque puede ocupar el eje de la zaga y también el lateral derecho. Sin embargo, es muy difícil.

También mostró mucho interés en Bonucci, antes de que se lo llevase el Milan a precio de ganga. Pero lo cierto es que hay más opciones en el mercado.

Zidane no ha pedido ningún otro nombre, pero cree que sería conveniente tener un refuerzo para la defensa. De momento la cúpula hace oídos sordos.