"Tenemos que hablar", lo que pasó entre James Rodríguez y Zidane una hora antes del Real Madrid-Eibar

stop

El centrocampista colombiano se borra del partido con el futuro de su selección en mente

Florentino Pérez mata dos pájaros de un tiro en la operación con James Rodríguez y un galáctico | EFE | EFE

02 de octubre de 2016 (17:35 CET)

Nuevo lío en el Real Madrid. James Rodríguez tenía que jugar como titular este domingo contra el Eibar en el Bernabéu. Así lo anunció el club blanco a los árbitros, así lo publicaron todos los diarios, radios, televisiones y las casas de apuestas. Todo el mundo contaba con James en el once. Pero menos de una hora antes del choque ocurrió algo significativo que dejó al colombiano fuera.

"Míster, tenemos que hablar", esbozó un James cabizbajo, con la voz encogida. El centrocampista contaba a Zidane que había sufrido unas molestias musculares –al parecer, en la zona del bíceps femoral– durante el calentamiento y que no sabía si podría estar al cien por ciento.

Según ha podido saber Diario Gol, no se trata de nada grave. Pero el futbolista tenía miedo de jugar, arriesgar y que la cosa fuese a más. James no quiere romperse, entre otras cosas, porque llega el parón de selecciones y le esperan dos partidos a vida o muerte de cara a la clasificación para el Mundial de fútbol de Rusia de 2018.

Los entresijos

En el Madrid están convencidos de que James hubiese jugado si no tuviese el parón con Colombia. Al ser unas leves molestias, en otras circunstancias el futbolista hubiese preferido arriesgar ya que debe aprovechar las oportunidades que le están brindando las bajas de Modric y Casemiro. Pero en esta ocasión optó por ser más precavido. Zidane, en seguida reaccionó en la misma línea. "Que entre Kovacic", zanjó.

Es sabido que James no es santo de la devoción de Zidane. El francés le está dando más oportunidades en los últimos partidos, en parte por las presiones de Cristiano Ronaldo –que recientemente tuvo una pequeña bronca con James porque el colombiano no se esforzaba a tope y Cristiano está dando la cara por él– y evidentemente por las lesiones, pero realmente no lo ve como un titular del Madrid.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad