“No me divierto con Zidane”. El intocable que avisa a Florentino Pérez (y es una bomba)

stop

Uno de los futbolistas más importantes del Real Madrid avisa del fin de ciclo

09 de febrero de 2018 (18:09 CET)

Se ha terminado un ciclo. Ha tenido la fortuna de formar parte de una era triunfal del Real Madrid, especialmente en Europa. Pero Luka Modric es consciente de que llega el final.

A su edad, 32 años, lo que más anhela el mago croata es seguir disfrutando del fútbol. Ya no se mueve por dinero, sino por emoción. El Santiago Bernabéu es demasiado exigente.

Modric ha sido testigo en estos años de cómo un club pasa de la oscuridad a la luz y viceversa en cuestión de unas semanas. El carácter ciclotímico del fútbol vuelve loco a cualquiera.

El crack croata está cansado de tanta presión. Y también de ver cómo el Madrid sufre tanto para jugar bien. Está en un punto de no retorno.

Zinedine Zidane ya no da con la tecla. El vestuario se le está desmadrando. Algunos jugadores están en contra y hasta le han hecho la cama en Copa del Rey.

Modric, reconocido por muchos como el mejor jugador del Madrid en estos momentos, es la gran esperanza de club y afición de cara a la eliminatoria contra el PSG. La posible victoria debe pasar por sus botas.

Modric, la esperanza del Madrid ante el PSG

Ya nadie cree en Cristiano Ronaldo. Mucho menos en Karim Benzema o Gareth Bale. Ellos pueden marcar, pero quien marca los tempos es el medio balcánico.

Y recientemente se confesó en una charla con uno de sus amigos más íntimos en el vestuario blanco, Toni Kroos:No me divierto con Zidane”.

Ambos coinciden en que el equipo no juega a nada. Hay demasiados egos y ansia de protagonismo en el actual Real Madrid. Ya no son un equipo. Y aunque solo tiene palabras de elogio y agradecimiento hacia Zidane, está muy cansado.

Cristiano Ronaldo y Luka Modric volverán a ser protagonistas en el Valencia-Real Madrid | EFE

Modric está en la fase final de su carrera y cree que todavía puede sacar un buen contrato para ir a probar suerte en otra Liga. Si le mantienen un buen salario y le garantizan un par de cosas, se va.

El Real Madrid de Zidane le cansa

Lo que el croata quiere es muy sencillo: menos presión, que se traduce en más estabilidad. Y encontrar un equipo ofensivo, donde se pueda divertir jugando al fútbol en sus últimos años.

En el Madrid no cuentan con su marcha, pero en el fondo hace tiempo que le buscan recambio. Con esa misión llegó Dani Ceballos al equipo blanco. Y también está Kovacic.

O cambian mucho las cosas, o Modric dirá adiós.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad