Neymar o lo que ha pasado en Madrid con Sergio Ramos (y Florentino Pérez)

stop

El brasileño del PSG va dando pequeños pasos de acercamiento al Real Madrid que cuentan con la supervisión de Florentino Pérez

Madrid, 18 de mayo de 2018 (18:00 CET)

El plan sigue avanzando incesantemente y sin descanso. Con calma, sin prisa, pero sin detenerse ante ningún obstáculo. El Real Madrid fichará a Neymar este verano y Florentino Pérez verá cumplido un viejo sueño a costa de gastar lo que no gastó en las anteriores temporadas.

El paso del brasileño por París no le ha ofrecido lo que buscaba a nivel futbolístico, pero le sirvió para desprenderse del aura de Messi. Y también para llegar al Real Madrid bajo pago de un año de aduana.

Pese a que la operación está clara y cada vez son más las voces que lo aseguran, todo se hace con una calma tensa. Todo forma parte de un engranaje logístico urdido por Florentino que va poniendo cada pieza en su sitio.

De la negociación con Nasser Al-Khelaifi se encargará el presidente blanco, pero de entrar con buen pie en un vestuario repleto de egos tendrá que ocuparse el propio Neymar. Y para ello, ha querido empezar por el líder indiscutible del mismo, Sergio Ramos.

Sergio Ramos sevillaa

El brasileño dio un pequeño gesto de acercamiento siguiendo a Ramos en Instagram, y más tarde hizo un aparte telefónico con él gracias a la intermediación de Marcelo. El carioca del Madrid es un gran amigo de Ney y siempre ha expresado que le encantaría jugar con él en el Santiago Bernabéu.

Por ello, puso a su amigo en contacto con el capitán madridista. Neymar quiso asegurarle a Ramos que aceptaría la jerarquía establecida y trataría de seguir el estricto código de comportamiento blanco. Ramos valora el trabajo y la vida familiar y muchos de los jugadores blancos famosos por sus fiestas han modulado su comportamiento desde que es él quien manda.

El reto más complicado para el jugador ex azulgrana, no obstante, será lidiar con Cristiano Ronaldo. El portugués respeta al brasileño y cree que ambos son compatibles, pero no está dispuesto a ceder su posición de privilegio ni a ver discutido su posición como emblema del Madrid.

Por ello, Neymar tendrá que pactar con Florentino cómo enfocar el liderazgo compartido entre ambos y con Zidane quién debe ser el tirador de penaltis, faltas o quién se libera de las tareas defensivas. El gran puzle cuenta con muchas piezas que poco a poco van encajándose.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad