Marco Asensio y Florentino Pérez cierran un acuerdo que incendia el vestuario del Real Madrid | EFE

Marco Asensio desata un lío de celos por un pacto con Florentino Pérez

stop

La guerra estalla en el vestuario blanco

12 de septiembre de 2017 (14:38 CET)

Guerra a la vista. Eduardo Inda dio este lunes una información en El Chiringuito de Jugones que pone patas arriba el Real Madrid.

El periodista informó acerca de varias de las renovaciones que tienen en marcha en la T4 del Santiago Bernabéu y que anunciarán los próximos días, y dio detalles de una de ellas que no gustan nada a varios pesos pesados de la plantilla de Zinedine Zidane.

Concretamente, Inda habló del nuevo contrato de Marco Asensio, que hace semanas que mantiene conversaciones con el club para mejorar sustancialmente su situación económica.

Cifras de auténtico crack

El mallorquín ampliará su compromiso con el Madrid a cambio de  5,5 millones de euros limpios al año- dos más de los 3,5 que Florentino le ofrecía inicialmente- y a razón de seis temporadas, mientras que tendrá una cláusula de entre 750 y 1.000 millones de euros.

Cabe recordar que Marco cobra actualmente un ‘kilo’ y que con esta subida pasará a ocupar el cuarto eslabón de la escala salarial instaurada en Chamartín.

“Esta semana se van a anunciar las renovaciones de Isco y Marcelo. La próxima semana se anunciarán las de Carvajal y Marco Asensio, que va a empezar a cobrar 5,5 millones de euros y tendrá un contrato por seis años más. La cláusula de rescisión puede estar entre los 750 y los 1.000 millones de euros. La siguiente semana se anunciarán las renovaciones de Varane y Benzema”, apuntó el periodista en el espacio de Atresmedia.

Estalla la guerra

Unos datos que han hecho saltar las alarmas entre los cracks del equipo, pues el joven centrocampista pasará a cobrar más que varios jugadores del conjunto madridista.el sueldo millonario de Asensio ha hecho que ya haya varios jugadores pidiendo una mejora en sus respectivos contratos.

Así, Marcelo y Benzema ya han marcado la pauta en sus nuevos acuerdos, mientras que Luka Modric y Toni Kroos ya están preguntando qué hay de lo suyo. El lío está servido.