Florentino Pérez ya lo tiene todo preparado para el próximo galáctico| EFE

La oferta del PSG a Florentino Pérez: Guedes más Draxler por un crack del Real Madrid

stop

Nasser Al-Khelaïfi va a por una de las estrellas del club blanco

29 de octubre de 2017 (19:43 CET)

Nasser Al-Khelaïfi nunca está satisfecho. Siempre quiere más. Pese a tener una de las mejores plantillas de toda Europa el dueño del PSG ya está preparando una nueva operación para hacer, aún más si es posible, mejor a su equipo.

El propietario del club francés ha puesto la mira ni más ni menso que en el Bernabéu.  Un crack del Real Madrid de su amigo Florentino Pérez es su próximo objetivo. Y no es otro que Isco Alarcón.

Desde París ven a Isco como el pelotero que les falta. Un jugador capaz de llevar la batuta del equipo y hacer mejores a sus compañeros. Un centrocampista que nutra de balones a Neymar, Cavani y M’bappé.

Neymar quiere a un Iniesta

Y es que Neymar anda desconcertado sin un tocador cerca. El brasileño siempre ha estado rodeado de grande pasadores durante toda su carrera -como Ganso en el Santos brasileño y Xavi e Iniesta en el Barça- que le brindaban la posibilidad de combinar y crear este juego de pases que tanto le gusta y le beneficia.

Cambio de cromos

Es por eso que Al-Khelïfi ha preparado una oferta muy seductora para Florentino. Nada más y nada menos que Gonçalo Guedes y Julian Draxler a cambio de Isco.

El jeque sabe que Pérez anda loco por hacerse con Guedes, una de las revelaciones de la Liga con el Valencia y con un futuro prometedor por delante. El portugués, del cual el PSG tiene los derechos, ya ha sido sondeado por el presidente de cara al próximo curso.

Y además en la operación se incluiría a Draxler, un centrocampista con llegada que aumentaría la competitividad dentro de la plantilla blanca.

Cambio de aires

Con la operación se pondría fina a uno de los líos más feos que existen hoy en día dentro del vestuario madridista: la mala relación entre Isco y Cristiano.

Los dos cracks están muy lejos de ser amigos y ya han saltado los primeros roces dentro y fuera del campo. Con la operación, el español cambiaría de aires y recalaría en un equipo joven donde podría volver a ser el mariscal del centro del campo.