“Jugamos con diez”. Sergio Ramos la lía en vestuario del Real Madrid | EFE

“Jugamos con diez”. Sergio Ramos la lía en vestuario del Real Madrid

stop

El capitán tiene bronca en la caseta madridista

21 de septiembre de 2017 (19:07 CET)

Como ex sevillista, los partidos de Sergio Ramos ante el Real Betis son muy especiales para el central blanco. Como capitán del Real Madrid, una derrota ante cualquier rival es un golpe muy grande en la moral que siempre cuesta de digerir.

El central camero exculpó a su equipo de la derrota dejando un pequeño recado sobre las actuaciones arbitrales al FC Barcelona y amparándose en la mala fortuna como motivo de su derrota.

En el vestuario, no obstante, el discurso de Sergio Ramos no fue tan amable. El defensor tiró de galones para abroncar a sus compañeros por la falta de actitud mostrada en el principio de partido y la poca pasión al término del mismo.

Ramos pidió compromiso y garra para tratar de voltear la peor racha de resultados desde que Zinedine Zidane llegara al banquillo y exigió un poco más a todos los futbolistas. Sobre todo a aquellos que no están mostrando su mejor nivel.

Una vuelta a la realidad

Tras el golazo marcado en Anoeta, los focos volvieron a ponerse sobre Gareth Bale. Las ganas de la afición por ver la mejor versión del galés y el margen de confianza ganado en San Sebastián pausaron los pitos al de Cardiff, pero su partido volvió a ser muy plano.

“Jugamos con diez”. La reacción de los aficionados merengues a una nueva desaparición de Bale fue contundente. Nadie pudo explicarse por qué motivo partió como titular por delante de Marco Asensio.

El galés formó parte del once desde el minuto 1 y trató de liderar el ataque madridista junto a Cristiano Ronaldo sin ningún éxito. El once blanco disputó los 90 minutos de juego y apunta a suplente ante el Alavés.

Un poco de banquillo puede servir a Bale para descansar y volver con más fuerza y el compromiso necesario para sacar al equipo adelante. Sergio Ramos no tolerará jugadores que bajen los brazos.