Jugadores del Real Madrid tiran de la manta en la desaparición de Cristiano Ronaldo ante el Éibar

stop

Destapan las sospechas en la ausencia del portugués en la convocatoria

El jugador del Real Madrid que tontea con el Barça a espaldas de Florentino Pérez  | EFE

04 de marzo de 2017 (11:29 CET)

Las aguas bajan turbias. Los resultados no llegan y el vestuario del Real Madrid atraviesa un momento complicado.

Tenían la Liga casi sentenciada pero han visto dilapidada la diferencia de puntos (así como el partido ante el Valencia) en tres semanas. El Barça no falló y ya tenemos el lío.

Los problemas crecen

Los jugadores están nerviosos, la afición descontenta y los responsables preocupados. El entorno merengue busca culpables para intentar encontrar soluciones, pero estas no llega. La temporada puede complicarse seriamente para los de Zinedine Zidane si no vencen al Éibar en Ipurúa y los culés hacen los deberes ante el Celta.

La tensión se puede palpar en el vestuario blanco, y no todos los jugadores son capaces de aguantar la presión. Algunos se cuestionan si Cristiano Ronaldo es uno de ellos.

En sus siete temporadas en el Santiago Bernabéu siempre demostró que le va la marcha. Cuánto más encima está el entorno del equipo mejor es la versión del luso. Sin embargo, el desplazamiento a Éibar ha dejado algunas dudas.

Los dedos acusatorios señalan a Cristiano

Algunos futbolistas tienen la mosca detrás de la oreja. Sospechan que el portugués se ha borrado de la convocatoria. Aseguran que está dolido por los pitos en el Santiago Bernabéu .

CR7 nunca se perdería un partido por unas molestias. El delantero se ha partido siempre la cara por el Madrid, fuera cual fuera su estado. Siempre lo quiere jugar todo.

Las sospechas crecen aún más después de que los médicos no hayan emitido ningún parte. Es aquí donde viene el verdadero lío.

Nadie duda del compromiso de Cristiano, pero el que no haya confirmación médica activó todas las alarmas. Este dato es el que ha terminado de convencer al personal de que el delantero se ha borrado para viajar a Éibar.

El hecho no ha gustado nada a algunos de los pesos pesados del vestuario. El ambiente ya estaba enrarecido después de la polémica charla previa al partido. Ahora la división del grupo es total.