Jugada sucia de Zidane a James Rodríguez

stop

El entrenador francés la tiene tomada con el futbolista colombiano

Zidane no le dijo a James que no iba convocado

20 de octubre de 2016 (19:15 CET)

No mejoran las cosas para James Rodríguez en el Real Madrid. Desde el último numerito que montó el centrocampista con la selección de Colombia, Zinedine Zidane le tiene puesta la cruz. En el club no gustó que se fuese a su país estando lesionado, después de haberse negado a jugar contra el Eibar, y que terminase volviendo sin haber participado en lugar de haberse quedado en Madrid haciendo tareas de recuperación. La actitud de James molestó especialmente, según ha podido saber Diario Gol, porque Modric y Casemiro, fijos en la media, seguían lesionados.

Compromiso es, precisamente, lo que Zidane exigió a James cuando fue elegido como nuevo entrenador del Madrid en sustitución de Rafa Benítez. El francés dijo que tenía muchas esperanzas depositadas en James, pero rápidamente perdió la fe en el colombiano. Es un futbolista amable y con buen sentido del humor, pero indomable en cuestiones de disciplina. Zidane quiere que James dé un paso al frente cuando faltan puntales como Modric y Casemiro. Pero James hace lo contrario.

Es por este motivo que Zidane ha puesto en marcha su plan de venganza. El entrenador blanco se la tiene jurada al centrocampista colombiano y de cara al partido del próximo contra el Athletic Club, el técnico planea volverlo a dejar en el banquillo. Zidane no pasará de James, pero solo lo tendrá en cuenta para dar descanso a los titulares, como ocurrió el martes.

Le aprietan desde abajo

James jugó de inicio contra el débil Legia de Varsovia, al que los blancos vencieron (5-1), pero no convencieron. Un equipo supuestamente muy inferior generó demasiados problemas a los pupilos de Zidane y James volvió a demostrar que hace un partido bueno de cada tres o cuatro. El de Champions fue de estos últimos y fue al banquillo en el minuto 63, antes que nadie, para dar entrada a Lucas Vázquez. Isco, Kovacic y Asensio se lo van a poner muy difícil. Frente al Athletic ya no apareció.