Isco revienta la victoria del Real Madrid sobre el Valencia con un bombazo a Zidane (y a Florentino Pérez)

stop

El futbolista malagueño explota tras sufrir un nuevo 'banquillazo'

La orden más dura de Florentino Pérez a Zidane (?Sácalo del Real Madrid?)

29 de abril de 2017 (18:22 CET)

La tensión se palpaba en el ambiente antes del choque. Y no faltó a su cita. El colegiado, Gil Manzano, tiró rápido de tarjetas para frenar la dura batalla que se vivió en el Bernabéu (2-1).

El Real Madrid tenía la obligación de ganar para seguir enganchado a la Liga, pero el Valencia no lo iba a poner fácil. En la primera vuelta ya ganaron en Mestalla.

Los murciélagos, de negro y naranja, plantearon un partido muy defensivo, sin prisas. Sin embargo, y pese al buen trabajo de contención, generaron opciones de gol.

Pese a ello, no pudieron evitar el tanto de Cristiano Ronaldo. El crack portugués, en otro encuentro muy disperso, volvió a su cita con el gol ('27), de cabeza, tras quedarse en blanco frente al Barça y no viajar a Riazor. Fue lo único que hizo el luso.

El duelo parecía controlado por los de Zidane, que no lograban aumentar las diferencias. Ronaldo falló un penalti, bien detenido por Diego Alves, y el tiempo pasaba.

Entonces irrumpió Dani Parejo con un golpeo de falta magistral ('82) que quitó las telarañas de la portería de Keylor Navas. Su estirada fue del todo estéril.

Jarro de agua fría y reacción inmediata del Madrid. Ni cinco minutos necesitaron para volver a ponerse por delante, con una maravillosa acción de Marcelo ('86).

Isco explota

Toda la plantilla del Madrid celebró la victoria que mantiene al club blanco en la pelea por la Liga. Todos, menos uno: Isco Alarcón.

El malagueño saltó del banquillo, como hicieron Danilo y el resto de compañeros para festejar el golazo de Marcelo. Pero al acabar el duelo, desapareció, indignado. La cara del internacional español era un poema.

Mientras todos los jugadores salían a saludar al rival y celebrar la victoria, Isco enfilaba el túnel de vestuarios.

El mensaje del andaluz a Florentino Pérez es muy claro: para seguir así, se va. Si no logra una buena oferta este verano, aguantará un año más para irse con la carta de libertad. Está harto.

Lleva meses demostrando que es el jugador con más magia en el centro del campo blanco, pero Zizou sigue apostando por un Luka Modric que este año está desahuciado.

El croata no cuajó un mal encuentro ante el Valencia, pero tampoco desequilibró ni marcó las diferencias. Está muy por debajo del rendimiento que ofrece Isco. Pero Zidane no lo ve.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad