Gareth Bale encuentra casa (y no es Madrid) | EFE

Florentino Pérez tiene un plan secreto con Gareth Bale

stop

El presidente traza un plan para el galés

15 de septiembre de 2017 (13:51 CET)

Silbado. Gareth Bale se ha convertido en la diana de los aficionados de Real Madrid. Pese a la mejora sustancial mostrada en su juego en el estreno de la Champions League frente al APOEL de Nicosia, donde dio la asistencia del primer gol de Cristiano Ronaldo, los seguidores madridistas presentes en el Santiago Bernabéu volvieron a dedicarle otra sonora pitada.

Bajo nivel

El jugador ha empezado en una forma muy baja la temporada. Después de pasarse gran parte de la campaña pasada en el dique seco, tanto en el club como entre los aficionados esperaban una irrupción estelar del galés. Pero nada más lejos de la realidad.

Al jugador se le ve bajo de forma, sin la velocidad que le caracteriza, con un desacierto brutal de cara a puerta y con desconexiones intermitentes en los partidos. Desde su círculo cercano incluso señalan que el problema de Bale es psicológico, pues jugaría con miedo a volver a lesionarse.

La preocupación en la T4 del Santiago Bernabéu es creciente con el de Cardiff. Tanto es así que Florentino Pérez ya ha tomado las primeras medidas con el atacante británico. El presidente no quiere que se convierta en el nuevo James Rodríguez.

El caso ‘James’

El mandatario fichó al colombiano del Mónaco a cambio de 80 millones de euros en el 2014, pero con el paso de los meses el media punta fue de más a menos. Zidane incluso lo quiso vender tanto en verano del 2016 como en el mercado invernal del pasado enero.

Pero las ofertas fueron insuficientes, así como en invierno los responsables impidieron su salida debido a que el Madrid no podía inscribir jugadores a causa de la sanción de la FIFA.

Entonces Florentino recomendó a Zidane darle minutos con tal de revaluar al futbolista, pero sus actuaciones no fueron suficientes para encontrar a un postor dispuesto a asumir su fichaje. El resultado fue una cesión al Bayern de Múnich, lo que devolverá el ‘problema’ a Chamartín en el 2019.

Y eso es lo que el presidente no quiere que pase con Bale. El dirigente le ha pedido a Zidane que le minutos sí o sí desde el primer día con tal de que llegue al máximo nivel al Mundial.

Y es que una buena actuación en Rusia del galés permitirá a Florentino venderlo por una cifra similar o superior a los más de 100 millones de euros que pagó el Real por el ‘11’ blanco al Tottenham en el 2013.