Florentino Pérez corta una cabeza en Anoeta (y la decisión de Zidane)

stop

El presidente reafirma su idea de cara a verano

Florentino Pérez corta una cabeza en Anoeta (y la decisión de Zidane) | EFE

18 de septiembre de 2017 (16:55 CET)

Florentino Pérez lleva tiempo con una idea en la cabeza que no ha podido materializar por diferentes circunstancias. Tras el adiós de Iker Casillas, el presidente blanco fijó en su agenda de objetivos traer a un guardameta que se convirtiera en el icono del Real Madrid los próximos diez años.

La historia es bien conocida y documentada. El Madrid lo tenía todo hecho y Keylor Navas estaba preparado para volar rumbo a Manchester pero el fax con el contrato de David De Gea llegó tarde causando una situación de ridículo internacional.

Tras el negro episodio en el mercado veraniego, Florentino abandonó aparcó la idea por un tiempo, pero no la ha abandonado. Sus contactos con el guardameta del Manchester United han sido continuados y este mismo verano ha querido sondear a Donnarumma, Kepa y  Thibaut Courtois.

Las buenas actuaciones de Keylor en la dos Champions Legue ganadas han hecho que Zidane le respalda pública y privadamente, pero los fallos del costarricense debilitan los argumentos del francés. Anoeta escribió un nuevo capítulo en el desencuentro con Florentino.

El Mundial como fecha límite

Cuando el Madrid estaba ofreciendo mejor juego y se imponía en el marcador gracias al gol de Borja Mayoral, Keylor cometió un error de bulto. Fue incapaz de blocar un tiro manso de Kevin Rodrigues y cedió el empate a la Real Sociedad.

El conjunto merengue tuvo que pelear con más fuerza para volver a adelantarse y el presidente madridista dictó sentencia al plan que había maquinado toda la semana previa.

Tras el Mundial de Rusia, donde espera que Keylor cuaje una buena actuación con su selección, venderá al tico para traer a uno de los guardametas ojeados durante el verano.

Zidane, a pesar de haber mostrado interés en la continuidad de Navas, no se opondrá a la operación. Keylor tendrá que volver a remar a contracorriente si quiere permanecer otro año bajo los tres palos del Santiago Bernabéu.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad