El último whatsapp de Rafa Benítez sobre Zidane arrasa en el vestuario del Madrid

stop

El técnico español mantiene buena relación con algunos, muy pocos, jugadores blancos

Gareth Bale y Rafa Benítez ríen efusivamente durante un entrenamiento

27 de septiembre de 2016 (20:42 CET)

Rafa Benítez ha vuelto a colocarse en la órbita del Real Madrid. El entrenador español, que no guarda ningún tipo de rencor a Zinedine Zidane, se ha puesto recientemente en contacto con un miembro de la plantilla del club blanco. Benítez tenía muy buena relación con pocos futbolistas, ya que los pesos pesados del equipo le pusieron la cruz muy rápido por su carácter autoritario y poco cercano con los jugadores. Especialmente Cristiano Ronaldo, Sergio Ramos y James.

El motivo del mensaje del técnico del Newscastle era transmitir su apoyo a Zidane. Después del jaleo que se generó en torno a la figura de Cristiano por su sustitución en Las Palmas, Benítez se sintió identificado con Zidane. Una decisión normal de entrenador le estaba generando un problema. Por suerte, al tratarse de Zidane, el impacto mediático contra el técnico fue mucho más leve. Aún así, Benítez necesitaba enviar un whatsapp: "Cristiano lo devorará".

Este contundente mensaje es una alerta para Zidane. Y tan solo supone una pequeña parte, de la conversación que Benítez mantuvo con un futbolista titular. En el vestuario hay muchos jugadores que no entienden esta actitud de Cristiano. Desde su amigo Pepe, a Gareth Bale, que también ha sido sustituido en varias ocasiones, a pesar de estar mejor que CR7, y sin generar líos.

Lucha de poder

Zidane evitará un conflicto con Cristiano por todos los medios. A ninguno de los dos le conviene, ya que ambos son dos símbolos del madridismo y sería una lucha de poder demasiado intensa, que desgastaría al madridismo. El francés intenta ser inteligente y mantener a Cristiano de su parte. Por ello le pide también inteligencia al crack luso. Cristiano también sabe que con Zidane se sentirá mucho más a gusto que con otro Benítez de turno. Pero las tensiones existen. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad