Cristiano Ronaldo suelta pestes de España (y la afición del Real Madrid)

stop

El portugués no puede contener su rabia

Cristiano Ronaldo tiene una conversación que puede cambiarlo todo en el Real Madrid | EFE

17 de junio de 2017 (11:16 CET)

"Me quiero ir de España porque me tratan como un delincuente". Así han sido, según el diario portugués A Bola, las palabras de Cristiano Ronaldo en la concentración con la Selección de Portugal, después de conocer la denuncia de la Fiscalía española al jugador por haber defraudado 14,7 millones de euros.

Se busca enemigos

Pero esta no es la primera vez que se queja del trato sufrido desde que está en el Real Madrid. Sin ir más lejos, después de conquistar la duodécima en Cardiff señaló que "la gente le trata como un delincuente, pero no saben un carajo".

Con estas palabras se refirió a los rumores que apuntaban a que el portugués no había actuado demasiado bien a la hora de gestionar sus ingresos millonarios.

Además, acusó a la prensa de que le estaban sometiendo a un linchamiento público. Según el delantero, su figura no solo estaba siendo perseguido por Hacienda, sino también por los medios de comunicación.

Reincidente

Pero la actitud de Cristiano no sorprende. En el pasado también señaló a su propia afición de no tratarle como merecía.

Sin ir más lejos, esta misma temporada, se encaró en carias ocasiones con la afición del Santiago Bernabéu.  La más sonada ocurrió en el empate en Chamartín ante el Éibar.

La marea blanca manifestó su descontento –lógico- con el rendimiento del equipo, que no era capaz ni de superar a un equipo de media tabla, y CR7 reaccionó de muy malas maneras.

"¡Qué poca calma!", gritó el futbolista luso a la grada. Más tarde, dentro del túnel, se quejó sin filtros a sus compañeros de una afición a la que consideró demasiado exigente.

Y hay más. Si volvemos la vista atrás no podemos olvidar cuando mandó a tomar viento a todo el madridismo.

Ocurrió en la temporada 2014-15, con Carlo Ancelotti en el banquillo. El Madrid vencía por 2-0 al Levante y el conjunto blanco encadenó una serie de pases que no aportaban nada al juego hasta que la jugada terminó con un fuera de juego de  Marcelo.

Los seguidores presentes en el Santiago Bernabéu mostraron su descontento con el juego del equipo a base de sonoros pitos, a los que Cristiano respondió como nunca se le ha hacia los aficionados merengues.

"¡Foda-se!", dijo 'Cris' mientras se ponía las manos en los genitales. Una expresión portuguesa que traducida al español sería "¡Qué os jodan!" o "¡Hay que joderse!". 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad