Cristiano Ronaldo prepara una sorpresa para Messi que asusta a Zidane (y al Real Madrid)

stop

El portugués quiere volver a la Liga por la puerta grande

Cristiano Ronaldo prepara una sorpresa para Messi que asusta a Zidane (y al Real Madrid) | EFE

20 de septiembre de 2017 (12:30 CET)

Cristiano Ronaldo comparece ante el Santiago Bernabéu tras redimirse de sus pecados. El empujón a Burgos Bengoetxea en la Supercopa de España le valió cinco partidos de sanción. Ante el Betis, vuelve el Balón de Oro.

El castigo a Cristiano provocó una tremenda frustración en el portugués. Tras anotar un golazo al Barça, Ronaldo vio como el colegiado arruinaba su estreno ideal de la temporada y ahora piensa cobrarse todos los partidos perdidos.

Ante el APOEL en Champions League ya se vio al siete blanco ansioso por marcar la mayor cantidad de goles posibles y ante el partido de esta noche en el Santiago Bernabéu piensa jugar con la misma urgencia.

Leo Messi ha protagonizado su mejor arranque goleador de la historia y firma nueve goles en cinco partidos. Ronaldo tiene, por tanto, mucha distancia que recortar en su eterna pelea por todas las distinciones posibles ante el argentino.

El pichichi y la Bota de Oro son un objetivo marcado en rojo por el luso, y parte en gran desventaja. Por ese motivo, su plan en el próximo mes es disputar todos y cada uno de los minutos posibles.

El plan para alcanzar a Messi

La hoja de ruta planificada por Ronaldo causa preocupación a Zidane y al Real Madrid. Después de haber conseguido convencer al siete blanco de los beneficios del descanso, temen que la necesidad de dar alcance a Messi juegue en su contra.

Pero no hay descanso que valga para Ronaldo tras cinco partidos sancionado. Y la urgencia también se trasladará al campo. Ante el APOEL ya se vio a Ronaldo encarar a puerta a la mínima oportunidad, y hasta se apresuró a recuperar el balón tras anotar su penalti para seguir haciendo goles.

Zidane espera que el luso sepa calmar su ansia en beneficio del equipo. Se ha comprobado que el mejor Ronaldo surge cuando se entrega al equipo, pero el ego del de Madeira está muy dañado. Quiere mandar un mensaje claro, sigue siendo el Balón de Oro.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad