Zidane trabaja en un Real Madrid sin Cristiano

La mano del nuevo técnico da los primeros resultados positivos para el equipo

Fotografía: Zidane trabaja en un Real Madrid sin Cristiano » Diario Gol
Fotografía: Zidane trabaja en un Real Madrid sin Cristiano » Diario Gol

El Real Madrid trabaja a todos los niveles para el futuro inmediato sin Cristiano Ronaldo. La venta del crack está la primera en la agenda del presidente, Florentino Pérez; en la cabeza del mismo jugador, y en la libreta del técnico, Zinedine Zidane. El preparador galo ha comenzado a dibujar las primeras líneas de un Madrid sin CR7. El encuentro ante el Espanyol (6-0) destapó los primeros pasos del cambio, a pesar del hat-trick de El Bicho.

Zidane ha puesto en vereda a Cristiano Ronaldo. Le comunicó en un primer momento que nadie era intocable y le pidió más generosidad para con el equipo. Nadie lo había conseguido hasta ahora. Zizou ha cambiado el chip de CR7 y el del Real. Cuentan en la capital que es por el bien del equipo y del jugador. La liberación de Ronaldo le quita presión al goleador y permite al equipo jugar con más soltura y sin la obsesión de pasar obligatoriamente por el 7. La idea de Zidane, según ha podido saber Diario Gol, es restar el excesivo protagonismo al jugador con el paso de los partidos.

Lanzadores de faltas

El Real Madrid, 6 – Espanyol, 0 mostró las líneas del nuevo Madrid. Un Madrid sin cristianodependencia. Un Madrid en el que destaca el equipo por encima de las individualidades. Un Madrid en el que no hay intocables y cualquier nuevo jugador tendrá más fácil la adaptación. La era CR7 llega a su fin, al menos como era entendira hasta ahora. El Real jugó mucho más libre ante el Espanyol, sin la obsesión de buscar siempre a Ronaldo. El planteamiento se tradujo en un vendaval de juego, oportunidades y goles.

El cambio de actitud y de planteamiento dejó otro detalle. Cristiano ni siquiera es ya el lanzador de faltas por Real Decreto. La primera de la que dispuso el Real ante el Espanyol la lanzó James Rodríguez. Ya se sabe que a Florentino no le gusta la escasa efectividad de CR7 en los balones parados, penaltis aparte…

Publicidad