Reuniones entre Raúl, Hierro y Sanchis para asaltar el Real Madrid

Los tres futbolistas buscan soluciones para regenerar a la entidad en plena convulsión madridista

Fotografía: Reuniones entre Raúl, Hierro y Sanchis para asaltar el Real Madrid
Fotografía: Reuniones entre Raúl, Hierro y Sanchis para asaltar el Real Madrid

El madridismo vive días convulsos y, desde hace dos semanas, la figura de Florentino Pérez ha dejado de ser intocable en la capital de España. Crece la oposición y el descontento de la afición y de algunas figuras históricas. Tres antiguos futbolistas, Raúl González, Fernando Hierro y Manolo Sanchis, han mantenido algunas reuniones para promover una candidatura a la presidencia del club en las próximas elecciones. En 2017.

Sanchis es, desde hace unos años, el ex futbolista del Madrid que más se ha significado en su oposición a Florentino. El actual presidente, históricamente, no ha tenido una buena relación con los jugadores españoles más emblemáticos del club. Raúl y Casillas, por ejemplo, acabaron hartos del máximo dirigente y de sus filtraciones a los medios de comunicación para erosionar su imagen.

La oposición

Florentino, muy cuestionado en los últimos tiempos, busca nuevas alianzas y, sobre todo, quiere desactivar a la oposición. Por dicho motivo, intenta seducir a Raúl con una oferta para que forme parte de la estructura técnica o ejecutiva del Madrid. Pero el antiguo capitán, de momento, intenta ganar tiempo y sigue respondiendo negativamente a las propuestas de Florentino.

Raúl, Hierro y Sanchis esperan que la oposición a Florentino mueva ficha. Quieren saber si algún empresario está dispuesto a plantar cara al actual presidente y valorar si tiene opciones de triunfar. En tal caso, se sumarían a su proyecto. Los tres consideran que el actual ciclo debería terminarse pronto por el bien de la entidad. Los tres critican que Florentino antepone los intereses económicos a los deportivos. Los tres consideran que el Barça, el gran rival, está siguiendo un modelo que les está dando buenos resultados. Ellos, simplemente, quieren uno. Una estabilidad deportiva que nunca ha existido con el presidente de ACS.