Messi sentencia a Riqui Puig: la pelea que lo tiene sin jugar en el Barça

El capitán del Barça Leo Messi pone la cruz a Riqui Puig, una de las joyas de la cantera azulgrana

Leo Messi
Leo Messi

Leo Messi no tiene nada claro su futuro. Hay quien asegura que el argentino sí o sí pondrá punto y final a su etapa en el Camp Nou acabe como acabe esta temporada y sea quien sea el nuevo presidente, pero hay también quien asegura que el de Rosario quiere ver y saber cuál será el nuevo proyecto para decidir.

En este sentido, lo que sí que parece claro es que, mientras Leo esté en el equipo, un Riqui Puig no va a ser un jugador importante. Mucho se está hablando del canterano en los últimos días teniendo en cuenta que, sin haber disputado ni un minuto en lo que llevamos de temporada, la posibilidad de una salida en el mercado de invierno está encima de la mesa.

Al menos por parte del club. No así por parte de un Riqui que, pese a saber que Koeman no cuenta con él y que tiene a Messi en contra por una pelea la temporada pasada en un entrenamiento en el que al argentino no le gustaron ciertas actitudes del catalán, quiere quedarse.

Fotografía: Messi sentencia a Riqui Puig: la pelea que lo tiene sin jugar en el Barça

Riqui Puig y su negro futuro en el Barça de Leo Messi

Muchos aplaudieron el gesto de Riqui el verano pasado cuando, tras las conversación con Koeman en la que el técnico le pidió que se buscara equipo ya que no iba a tener minutos, el centrocampista se quedó con la convicción de que acabaría teniendo protagonismo.

De momento, esta batalla la está ganando Koeman, que no le ha dado ni una oportunidad. Riqui sigue empeñado en hacerse un nombre en el Barça y, teniendo en cuenta sus recientes declaraciones, está convencido de que lo logrará: “Quiero triunfar en el Barça, ganarme un puesto y no veo otro camino. Soy muy feliz en Barcelona, aquí tengo a mi familia y estoy seguro de que tendré oportunidades y acabaré jugando”, apuntó.

Teniendo en cuenta que Messi no está precisamente en la lista de mejores amigos de Riqui en el vestuario y que el poder del argentino sigue siendo enorme en el vestuario, parece difícil que el catalán se salga con la suya. Al menos el tiempo en el que Messi sea el capitán del conjunto blaugrana.