Mensajes urgentes a Rafa Benítez

El técnico deja el Real Madrid despedido y apaleado por sus ex jugadores y compañeros

Fotografía: Mensajes urgentes a Rafa Benítez » Diario Gol
Fotografía: Mensajes urgentes a Rafa Benítez » Diario Gol

Circula un meme por las redes sociales que dice lo siguiente: «Hay maneras de hacer bien la cama y después están los jugadores del Real Madrid con Rafa Benítez». El ya ex técnico madridista ha salido del club de sus amores por la puerta de atrás, sin opción de despedirse, sin agradecimientos y apaleado. El primer partido de la era Zidane ha dejado detalles que, seguro, han indignado más todavía al entrenador madrileño. Son mensajes urgentes para Benítez.

El cambio de actitud de los jugadores ante el Deportivo, primera prueba de Zizou (5-0), es el primer síntoma de que algo iba mal con Benítez. La celebración de los futbolistas con Zidane en alguno de los goles es otro mensaje inequívoco de la fuerza del vestuario a la hora de poner/quitar técnicos. La bomba de relojería, no obstante, estalló después del partido con las declaraciones y comentarios de los protagonistas del partido.

Isco, Modric y Zidane

Isco recuperó la titularidad en la Liga dos meses después y tras tres jornadas inédito, entre otras cosas por burlarse desde el banquillo de la remontada efímera del Rayo semanas atrás. El jugador tenía pie y medio fuera del Real Madrid en este mercado de invierno por el trato recibido por Benítez, pero su despido lo ha cambiado todo. Tal es el punto que, después del encuentro ante el Deportivo (jugó 66 minutos), Isco lanzó un mensaje envenenado en Instagram: «Contento por la victoria y feliz por volver a disfrutar del fútbol».

No fue el único recado de la plantilla hacia Rafa Benítez. También Luka Modric aportó su granito de arena, mucho más sutil: «Lo siento por Rafa y me gustaría darle las gracias por su trabajo, pero siendo honestos y viendo el partido de hoy, creo que el cambio viene bien». En privado, otros futbolistas comentaron que Zidane ha traído la fuerza, los métodos y la ilusión que necesitaban para pelear por el doblete. Incluso Keylor Navas deslizó un comentario sorprendente: «Para hacer bien las cosas, hay que tener confianza y Zidane habla con confianza, como debe hacer un entrenador».

Benítez, más allá de estas palabras y reacciones ya esperadas, se marcha del Real Madrid con una espinita. Ocurrió en la misma tarde del despido. El ex técnico madridista entró en su despacho para recoger las cosas y vio que Zidane ya lo había ocupado. Benítez se encontró sus enseres bien ordenados en cajas. No le dieron tiempo ni para guardar sus cosas.

Publicidad