Mbappé pide 35 millones limpios al Real Madrid

El crack francés del PSG Kylian Mbappé y el contrato millonario para firmar con el Real Madrid

Kylian Mbappé
Kylian Mbappé

No son pocos los aficionados del Real Madrid que están esperando que acabe esta temporada cuanto antes. Mejor dicho, que llegue cuanto antes el próximo verano. Y es que, en teoría, debe de ser el verano en el que Florentino Pérez lance la ofensiva definitiva por Kylian Mbappé.

La situación en este sentido no es sencilla. El galo acaba contrato en 2022, por lo que este verano será el último en el que el PSG podría sacar tajada en caso de venta. Mbappé no se ha pronunciado sobre su futuro, y la propuesta millonaria de renovación por parte de los de París sigue encima de la mesa.

Por su parte, el Madrid no es que ande precisamente muy bien dotado de capacidad económica. Es más, es una realidad que Florentino Pérez sigue trabajando en renovaciones a la baja así como en una nueva rebaja salarial de la plantilla blanca.

Mbappé no renunciará a un gran contrato

Algo que Mbappé sabe muy bien. Eso sí, por mucho que el galo lleve tiempo asegurando en privado que su sueño es jugar en el Madrid, también tiene muy claro que no va a renunciar a un gran contrato.

Kylian Mbappé
Kylian Mbappé

Entre otras cosas porque, como ha asegurado recientemente, se siente cómodo en París en un PSG en el que sabe que puede ganar títulos. De ahí que, viendo además que los galos les están ofreciendo un contrato de renovación por el cual ganaría 35 millones netos al año, el delantero quiere que el contrato del Madrid sea con las mismas cifras.

Algo que, al menos a día de hoy, descarta su fichaje. La única posibilidad de que el Real pueda pagarle tales cantidades es esperando un año más de tal manera que no debería pagar los 150 millones que reclama el PSG para dejarlo salir este verano y deshaciéndose de altas fichas como la de Gareth Bale, que acaba contrato también en 2022.

El sueño de Pérez es firmar a Mbappé, un jugador que saben que, a la larga, acabará siendo un referente también a nivel de marketing. Sin embargo, las pretensiones del galo no son precisamente asumibles a día de hoy en el Bernabéu.