Las 10 claves de la declaración de Javier Faus en la Audiencia Nacional

El ex vicepresidente del Barça defendió a Rosell, Bartomeu y Neymar durante tres horas y media ante una decena de abogados

Fotografía: Las 10 claves de la declaración de Javier Faus en la Audiencia Nacional
Fotografía: Las 10 claves de la declaración de Javier Faus en la Audiencia Nacional

Javier Faus se personaba en la calle García Gutiérrez, 1, de Madrid el martes. Hacía aparición en las dependencias de la Audiencia Nacional con su habitual traje impoluto y dispuesto a decir la verdad para no incurrir en perjurio. El ex vicepresidente económico del FC Barcelona, que fue parte de la operación para fichar a Neymar Júnior da Silva desde 2011, entraba en el juzgado de instrucción número 5 para someterse a las preguntas de una decena de abogados y al interrogatorio implacable del juez José de la Mata, relevo de Pablo Ruz.

Su testimonio duró unas tres horas y media. La tensión que se palpaba en la sala terminó sin el más mínimo atisbo de frío, pese a la helada que azotaba las calles de la capital española. Faus era un testigo vital para la resolución del proceso de instrucción del denominado caso Neymar 2, aquel iniciado por el fondo inversor DIS contra los siguientes investigados: Sandro Rosell, Josep María Bartomeu, FC Barcelona, Neymar, Neymar padre, Neymar madre, N&N, el ex presidente del Santos Luis Álvaro de Oliveira, el ex vicepresidente del Santos Odilio Rodríguez y el propio Santos como entidad jurídica.

Varias fuentes presenciales de los hechos consultadas por GOL han explicado los entresijos de las tres horas y media de la prueba testifical. El juez hizo un interrogatorio exhaustivo, ávido de conocer hasta el más mínimo detalle de la operación. Desde el principio. Las 20 personas presentes en la sala clavaron sus ojos en Faus, que inició una declaración cuya reconstrucción, tras hablar con varias de la personas presentes, se comprime en 10 puntos.

Los entresijos de la declaración de Faus

1)Faus se explayó durante varios minutos sobre el complejo funcionamiento interno del FC Barcelona. El papel de la junta directiva, la toma de decisiones, las obligaciones de la parcela ejecutiva y, todo ello, para resumir el nacimiento del polémico fichaje. De cómo una petición de la dirección deportiva desembocaba en un cúmulo de esfuerzos para fichar a Neymar Júnior. Del mismo que ocurrió, por ejemplo, con el fichaje de Luis Suárez. 

2)El ex vicepresidente deportivo hizo una defensa acérrima de la operación Neymar, a pesar de todos los obstáculos que ha ido deparando desde 2013. «Nadie hasta ahora había defendido con tanto pundonor y detalle la negociación y posterior concreción del fichaje de Neymar», reconoce a este diario uno de los abogados que participaron en el interrogatorio.

3)Faus reconoció a Rosell como ideólogo de la operación, pero nunca en un sentido negativo sino todo lo contrario. Fuentes presenciales de los hechos aseguran que «Faus le atribuyó todos los méritos de haber conseguido un fichaje tan valioso para el Barça, cosa que se está demostrando en los terrenos de juego», y pronunció las siguientes palabras: «El Barça y su entorno le tendrían que reconocer a Sandro que fuese el impulsor del fichaje. Ha sido una decisión clave para alargar el ciclo más exitoso de la historia del club».

4)La tensión empieza a apoderarse de la sala. El abogado de DIS, Eliseo Martínez del despacho Ius Aequitas, trató de llevar a Faus al límite. Cuentan los presentes en la sala que «formuló diversas preguntas irreverentes y el juez lo reprimió, considerando improcedentes sus preguntas en una decena de ocasiones». «El objetivo del letrado parecía consistir en que Faus reconociese la comisión de alguna irregularidad, cosa que no sucedió», añaden las mismas fuentes.

5)En uno de los momentos de más tensión se enzarzaron en discusión varios abogados –por parte del Barça acudía Manuel Riveiro (Herbert Smith), además de una letrada en sustitución de José Ángel González Franco por Bartomeu y un ayudante de Ignacio Ayala por Rosell, mientras que por parte de Neymar había tres abogados de Baker & McKenzie, además de las personas en representación del Santos y sus ex dirigentes; en la acusación, además de Eliseo Martínez, se encontraba el fiscal José Perals– porque el letrado de DIS citó una parte de la declaración de Faus con motivo del caso Neymar originario. Faus recordaba sus propias palabras pero se dio cuenta de que la acusación se equivocó en uno de los términos utilizados, corrigiéndolo. El juez, finalmente, le dio la razón y detuvo las embestidas.

6)Al ser preguntado por Bartomeu, Faus aseguró que el actual presidente del Barça no participó en la operación. Su intervención fue testimonial, como la del propio Faus. El juez estuvo especialmente expeditivo en este capítulo del interrogatorio ya que no lograba comprender como el vicepresidente deportivo del club podía haber estado al margen de un fichaje así.

7)Faus hizo hincapié en que Rosell fue el impulsor del fichaje de Neymar pero quiso aclarar por qué Rosell dijo en su día que no se había leído la letra pequeña de los contratos. Sus palabras, según las mismas fuentes, vinieron a ser las siguientes: «Rosell era el impulsor del fichaje y, como presidente, es el encargado de estampar la firma al final. Pero él no lleva todas las negociaciones. Para ello está la cúpula ejecutiva del club, donde intervinieron personas –como Raúl Sanllehí, André Cury, Néstor Amela, Laura Anguera o el ex director general Antoni Rossich– que eran quienes supervisaban los contratos y negociaban los entresijos finales, como los partidos amistosos o los derechos preferenciales por algunos jugadores. Sandro no entraba en todo eso. Simplemente se limitó a firmar cuando le dijeron que las partes estaban de acuerdo en esos términos. Los flecos de la operación dependían de los ejecutivos del club, por eso dijo Sandro que él no se leía la letra pequeña de los contratos. No podía estar 48 horas sin dormir negociando».

8)El fiscal Perals hizo reiteradas alusiones al perjuicio del socio, en general, del FC Barcelona. «Aspecto curioso cuando solamente fue uno de los 140.000 socios del club el que llevó el asunto ante los tribunales sin que ninguno más se adheriese», convienen desde el Barça. Y añaden lo siguiente: «Se fichó a un jugador por 57 millones, a malas 90, por el que ahora hay clubes que están dispuestos a pagar 190 millones de euros, cosa que reconoció el propio padre del jugador. En caso de venderlo, el club multiplicaría por tres la inversión».

9)En relación a los acuerdos anexos al contrato del jugador, Faus también se mojó en favor del club. «El partido amistoso contra el Santos todavía hay tiempo para disputarlo, ya que la fecha expiraba con el contrato de Neymar, que vence en 2018», dijo el ex vicepresidente. En cuanto a los derechos por varios jugadores del Santos: «En este caso se encargó la dirección deportiva, que seguramente vio algo interesante en ellos». De hecho, uno de ellos es Gabigol –Gabriel Barbosa–, de 19 años y por el que varios clubes de Europa se han interesado.

10)Para terminar, Faus aclaró sus funciones en el club y precisó que él no intervino en el fichaje salvo para autorizar el primer pago de 10 millones de euros por el jugador en 2011. El citado pago quedó reflejado en la memoria anual del club. «Yo no llevo temas deportivos. El área económica pone las bases para la sostenibilidad económica del club, pero no se mete en cómo el departamento deportivo gasta el dinero que tiene autorización para gastar», zanjó el empresario.