La traición de Rakitic

Acusan al centrocampista croata, una pieza básica en el Barça, de no ser un hombre de palabra

Fotografía: La traición de Rakitic » Diario Gol
Fotografía: La traición de Rakitic » Diario Gol

Ivan Rakitic es una pieza clave para el engranaje del FC Barcelona. Luis Enrique está encantado con las prestaciones del futbolista croata por su talento y, sobre todo, por su constante trabajo en el centro del campo. Es el complemento ideal para Leo Messi y este sábado pasará una nueva reválida contra el Atlético de Madrid, club con el que tenía un acuerdo verbal cerrado en mayo de 2014.

El Barça, inmerso entonces en una profunda crisis deportiva, ya había sentenciado a Gerardo Martino y había apostado por Luis Enrique como entrenador. Entonces, la junta directiva que preside Bartomeu negociaba el fichaje de Koke, pero el Atlético de Madrid pedía 60 millones y el futbolista no quería irse del Calderón. Andoni Zubizarreta, entonces director deportivo, ni se inmutó y cambió de estrategia.

Zubizarreta y Luis Enrique

Zubizarreta y Luis Enrique encontraron una solución: Rakitic. El ex director deportivo negoció rápidamente con el hermano de Ivan y el Barça pagó 18 millones de euros al Sevilla, más cuatro en variables, para fichar al futbolista croata. Rakitic fue el elegido, en detrimento de Toni Kroos, quien fue ofrecido en dos ocasiones.

Rakitic rompió con el Atlético y se decantó por el Barça. Hoy, casi dos años después, está encantado en el Camp Nou y Luis Enrique es feliz con su talento y su trabajo. El asturiano asegura, en privado, que Rakitic es uno de los jugadores que mejor entiende su filosofía. En el Sevilla era la estrella. En el Barça trabaja para la estrella. Y lo hace sin rechistar. Y tan contentos están con él que ya piensan en mejorar y renovar su contrato.

Publicidad