La puñalada por la espalda de jugadores del Real Madrid a Cristiano Ronaldo

Algunos pesos pesados del equipo no comulgan con el portugués y lo han hecho saber a la cúpula

Fotografía: La puñalada por la espalda de jugadores del Real Madrid a Cristiano Ronaldo » Diario Gol
Fotografía: La puñalada por la espalda de jugadores del Real Madrid a Cristiano Ronaldo » Diario Gol

Cristiano Ronaldo ha dejado de ser intocable en el Real Madrid. Poco importa ya que siga siendo el máximo goleador, el gran icono publicitario o, incluso, el que mejor pronuncia unas palabras en chino, como quedó recientemente acreditado. Al delantero portugués se le pasa el arroz y, simultáneamente, empiezan a salir de debajo de las piedras los enemigos que antes callaban.

Hace un año, Cristiano acababa de recoger su tercer Balón de Oro y era indiscutible. Nadie se atrevía a toserle. Y los que no soportaban su ego por las nubes no tenían más remedio que callarse y «comérselo», como diría Dani Alves. Las cosas han cambiado. Los que no le soportaban entonces ya se atreven a decirlo. Y algún jugador con galones, aparentemente amigo, ha trasladado su preocupación a la cúpula.

Polémico mensaje

Varios jugadores titulares del Madrid se han dirigido a Florentino Pérez y le han hecho saber que Cristiano ya no es el que era. Alguno de ellos ha informado al presidente de las escapadas de Cristiano a Marruecos y, además, le ha trasladado la incertidumbre que genera un futbolista tan acaparador del juego que va perdiendo puntería.

«Antes podía ser incómodo jugar con él, pero lo metía todo y te tenías que callar. Ahora, le va a días, pero en los partidos gordos no está fino. Su carácter no gusta en el vestuario y su continuidad puede terminar generando un problema la próxima temporada», expuso a los altos mandos del Madrid un jugador cuya identidad no se puede desvelar, según ha podido saber GOL.

Le hacen el vacío

La plantilla está cansada de Ronaldo y de su ego desmedido. Algunos han empezado a hacerle el vacío, como desveló este diario. Y el propio presidente también está harto. Sabe que su salida será difícil pero que es el momento de venderlo. Ha llegado la hora de imponer un cambio de rumbo en el Madrid. De construir un equipo compensado.  

Publicidad