La provocación de Luis Enrique llega al vestuario del Real Madrid

El técnico niega su interés al juego del eterno rival, hecho que indigna al 'staff' blanco

Fotografía: La provocación de Luis Enrique llega al vestuario del Real Madrid
Fotografía: La provocación de Luis Enrique llega al vestuario del Real Madrid

Luis Enrique va a lo suyo. El técnico del Barça solo se centra en su equipo. Ni siquiera recogió el premio de la FIFA a Entrenador del Año. No es la primera vez que ha priorizado una película con su mujer a un partido del Real Madrid por televisión. Las declaraciones de Lucho en la previa del partido ante el Málaga, no obstante, no han sentado demasiado bien entre los miembros del vestuario del club de Concha Espina.

Preguntado sobre el Real Madrid de Zinedine Zidane, técnico blanco desde hace dos semanas tras el despido de Rafa Benítez, Luis Enrique declaró que no ha visto «nada». Ninguno de los dos partidos. Unas palabras que, en el habitual tono del técnico, han causado cierto resquemor en el novato staff del Santiago Bernabéu. Las palabras, por otro lado, suponen una inyección de adrenalina entre los preparadores madridistas, que ahora más que nunca pelearán por el doblete y por devolver el 0-4 al Barça.

Zizou, siempre elegante (aunque agredió en su día a Luis Enrique), y compañía entienden que hay otras maneras de referirse al Madrid. Sin desprender desprecio. Pero Luis Enrique es así. Impulsivo, aunque cada vez menos. El técnico cuenta con un buen equipo de análisis que le da las claves de los rivales, sin necesidad de tragarse todos los encuentros. Estudiará al Madrid de Zidane pocos días antes de recibirlo en el Camp Nou.