La madre de todas las broncas en el Madrid. «Se montó la III Guerra Mundial»

Las últimas horas de Rafa Benítez como entrenador madridista fueron muy tensas

Fotografía: La madre de todas las broncas en el Madrid. "Se montó la III Guerra Mundial" » Diario Gol
Fotografía: La madre de todas las broncas en el Madrid. "Se montó la III Guerra Mundial" » Diario Gol

Rafa Benítez ya forma parte de la historia del Real Madrid. Su legado no será el que deseaba el técnico madrileño ni Florentino Pérez. Y en el recuerdo quedarán el 0-4 del Barça, la exclusión de la Copa del Rey por la alineación indebida de Denis Cheryshev y sus malas relaciones con los futbolistas. Las tensiones incluso subieron de tono en sus últimas horas como entrenador. En Valencia, como afirma Eduardo Inda, director de Ok Diario, «se montó la III Guerra Mundial».

Mestalla, el mismo escenario que consagró a Benítez como uno de los mejores entrenadores del mundo, fue su sentencia como técnico del Madrid. En las jornadas previas, Florentino le había pedido que fuera valiente. Y Benítez, molesto con la actitud de algunos futbolistas, quiso prescindir de Sergio Ramos en Valencia. Si tenía que morir, lo haría con sus ideas y con sus hombres de confianza. No pudo.

Benítez comunicó que el defensa internacional no sería titular y se lió una gorda entre los jugadores del Real Madrid. Hubo llamadas telefónicas a las altas instancias del club y, según algunas fuentes, Florentino Pérez presionó al técnico para que alineara a Ramos, uno de los futbolistas más críticos con sus métodos.

Isco y James

Isco y James también se sublevaron en Valencia. El centrocampista español estalló y comunicó que quería irse ya del Real Madrid. En el mercado de invierno. Igual que pasó hace unos días, le calmaron desde la cúpula de la entidad. Isco recibió casi la confirmación de que Benítez tenía las horas contadas como técnico madridista. En las últimas semanas había recibido dos propuestas de la Premier y una de la Juventus.

James también estaba indignado. El colombiano había dado un margen de seis meses al club, aunque no descartaba su salida en enero. Su planteamiento no era tan radical que el de Isco. Florentino también contactó con el mediapunta, uno de sus fichajes galácticos.

Isco y James no jugaron ni un minuto en Valencia, pero los dos celebran hoy la caída de Benítez. 

Publicidad