La estrategia de Qatar: «Guerra de nervios» con el Barça

El pulso ya comienza a preocupar en serio a la junta directiva, que no encuentra un patrocinador alternativo

Fotografía: La estrategia de Qatar: "Guerra de nervios" con el Barça
Fotografía: La estrategia de Qatar: "Guerra de nervios" con el Barça

Los representantes de Qatar Airways esperan doblegar al FC Barcelona con la fatiga de las negociaciones. De hecho, el ex vicepresidente del club blaugrana Javier Faus había dejado casi atado un suculento contrato que preveía 60 millones de euros anuales por lucir el nombre de la aerolínea en la camiseta culé. En total, 240 millones de euros por las cuatro próximas temporadas.

Pero, tras las elecciones, la nueva directiva decidió pedir algo más y subió la cifra a 100 millones por temporada, lo que es considerada una cantidad demasiado alta por los catarís. De ahí que se haya desatado una auténtica guerra de nervios por parte de los responsables del emirato. Desde las elecciones del club el pasado verano, los representantes de la junta fueron, al menos, en dos ocasiones a Qatar para tratar de llegar a un acuerdo, pero no fueron recibidos por ninguno de los altos directivos, sino por miembros del staff sin poder de decisión.

Sin alternativas

«Es una estrategia para que rebajemos el precio», aducen fuentes internas del FC Barcelona. La intención de los patrocinadores es sembrar el nerviosismo en el club blaugrana y conseguir de este modo una rebaja sustancial del alquiler de la camiseta. Un pulso en toda regla que ya comienza a preocupar en serio a la junta directiva, que no encuentra un patrocinador en el mercado dispuesto a poner encima de la mesa varias decenas de millones de euros anuales.

Lo malo es que el club barcelonista no tenía prevista esta circunstancia y de ahí que no tuviese preparado un plan B. «Qatar sabe que le es rentable lucir su nombre en la camiseta del Barça porque es el mejor club del mundo. La asociación con nosotros, además, le da un prestigio superior al de cualquier otro club», aseguran en el Barça.

Nike, pendiente de todo

Una de las cuestiones negativas que se desprenden de esta actitud es la de que Nike no ha podido diseñar aún la ropa deportiva de la próxima temporada, porque no sabe si finalmente incorporará la publicidad de Qatar o tendrá que llevar el nombre de otro patrocinador. Y Nike no quiere exigir demasiado ni tensar la cuerda por el temor a que otra marca potente ocupe su lugar.

Lo cierto es que al Barça le sobran novias, puesto que cuenta con un impresionante elenco de patrocinadores, ya sea mundiales o territorializados, pero le falta el gran soporte de una firma que acepte las condiciones del presidente Josep Maria Bartomeu. «Resistiremos lo que haga falta, pero si Qatar finalmente no firma, intentaremos alguna alternativa en la que llevamos trabajando algún tiempo», admiten en el club.