La cabezonería de Luis Enrique que inquieta cada vez más al vestuario del Barça

Los 'pesos pesados' del equipo recelan del técnico asturiano

Fotografía: La cabezonería de Luis Enrique que inquieta cada vez más al vestuario del Barça
Fotografía: La cabezonería de Luis Enrique que inquieta cada vez más al vestuario del Barça

Luis Enrique es una persona muy persistente. Un tipo que nunca cede en sus pretensiones, por difíciles que sean. En el Barça siguen negociando con el Celta por Nolito por las exigencias del técnico asturiano. Ni la delicada situación económica de la entidad han frenado al entrenador y su insistencia suscita mucha inquietud en el vestuario. Sobre todo, entre los pesos pesados del equipo.

El Barcelona encara la última semana del mercado de invierno con el convencimiento de que Nolito fichará por el club. El Celta insiste en que quiere 20 millones de euros al contado por el futbolista o una cesión con una opción obligatoria de compra a partir del 1 de julio. El Barça, sin embargo, busca una fórmula más flexible para evitar problemas con sus cuentas. Si no fuera por Luis Enrique, Bartomeu ni tan siquiera negociaría ya con el club gallego.

Recelo y preocupación

La plantilla del Barça sigue las negociaciones con recelo y preocupación. Los futbolistas sostienen que con el actual equipo pueden aspirar a ganar la Liga, la Copa y la Champions. Temen, además, que la llegada de Nolito pueda alterar el buen ambiente.

Messi, Suárez y Neymar temen que Luis Enrique quiere dar muchos minutos a Nolito para justificar su fichaje. La MSN considera que Munir y Sandro bastan como recambios. Luis Enrique piensa todo lo contrario y su apuesta por Nolito es de alto riesgo.