Jugadores del Barça acusan a Messi de tener la cabeza en el City

El enésimo lío con Leo Messi en el vestuario del Barça tras la derrota ante el Real Madrid en el Clásico

Leo Messi
Leo Messi

Como era de esperar teniendo en cuenta la importancia del partido y, sobre todo, los rivales que se enfrentaban, la resaca del Clásico se ha centrado en las polémicas sobre el VAR.

Sobre todo en el entorno del Barça, done muchos hablan más del penalti y del supuesto agravio comparativo entre las decisiones a favor y en contra de los de Ronald Koeman que del juego de los azulgrana.

En este sentido, si bien es cierto que el famoso penalti supuso un antes y un después en el partido, es evidente que los de Koeman no tuvieron su mejor tarde. En especial un Leo Messi que, después del gol de Ramos, desconectó definitivamente del encuentro.

El lío con Messi en el Barça

Cuentan desde el entorno del vestuario que el argentino tiene ya la cabeza en el City. Es más, desde el primer partido de la temporada, no son pocos los que, viendo el lenguaje no verbal de Leo en el campo, apuntan en las redes sociales que el capitán sigue pensando más en lo sucedido durante el pasado verano que en la temporada actual.

Leo Messi
Leo Messi

En este sentido, tal y como ha podido saber Diario Gol, son varios los pesos pesados que acusan a Messi de no estar cien por cien concretado en su día a día azulgrana. Es evidente que, quiera o no, este curso lo jugará vestido de blaugrana, y debe estar cien por cien centrado en su club.

Una vez llegue el próximo verano, Messi será quien tenga la plena libertad de hacer lo que quiere, o bien quedarse o bien marcharse, pero es evidente que el de Rosario no está centrado. Su impacto en el juego es cada vez menor, sus números no son los que deberían y, además, su lenguaje no verbal en el terreno de juego no es que invite al optimismo precisamente.

Leo siempre aseguró en la famosa entrevista anunciando que se quedaba en el Barça que se dejaría la piel en el campo y que su única intención era la de sacar su máximo rendimiento en el campo. De momento, es más que obvio que no está cumpliendo su promesa.