El sobrepeso de Rafa Benítez se convierte en objeto de mofa en el vestuario del Real Madrid

El técnico continúa con la colección de motes, mientras sus jugadores consideran que este equipo le queda grande

Fotografía: El sobrepeso de Rafa Benítez se convierte en objeto de mofa en el vestuario del Real Madrid » Diario Gol
Fotografía: El sobrepeso de Rafa Benítez se convierte en objeto de mofa en el vestuario del Real Madrid » Diario Gol

Rafa Benítez genera muchos disgustos en el Real Madrid, pero también provoca risas entre los integrantes de la plantilla. El técnico, pase lo que pase a final de temporada con los títulos, siempre podrá decir que ganó algo en el club de su vida. Ganó motes. El último bautizo que le han hecho los jugadores se refiere a su sobrepeso, tema recurrente en muchas de las bromas que circulan sobre el entrenador por las redes sociales.

En el Bernabéu, Benítez sale a sobrenombre por mes. Los jugadores ya han hablado de él como el Chapas, el Brasas, el Diez (porque lo sabe todo) y, ahora, el Gordo, según desvela Eduardo Inda en El Chiringuito. Es la manera que han encontrado los futbolistas para dar a entender, entre ellos, que el técnico «no tiene nivel para entrenar al Real Madrid». Son motes sin malaje, pero que denotan la nula autoridad que tiene el preparador de Parla sobre sus pupilos. Eso sí, «todos dicen que es muy buena gente».

Cierto es que, en ocasiones, cuando la tensión se corta con un cuchillo, estos motes son utilizados a modo ofensivo («A mí el Gordo no me manda»), pero no es lo habitual. Los sobrenombres son más motivo de guasa que de humillación. Porque a Benítez «le faltan kilómetros de mano izquierda», añade Inda: «Él no tiene que manejar egos, tiene que manejar niños; con jugadores así, si no toreas, el cuerno te lo llevas seguro». 

Publicidad