El bueno, el feo y el malo: los tres finales de Florentino Pérez para Cristiano Ronaldo

El presidente del Real Madrid contempla tres escenarios para definir el futuro del crack portugués

Fotografía: El bueno, el feo y el malo: los tres finales de Florentino Pérez para Cristiano Ronaldo
Fotografía: El bueno, el feo y el malo: los tres finales de Florentino Pérez para Cristiano Ronaldo

Ya suenan las trompetas y los violines en el Santiago Bernabéu. Van al ritmo de Ennio Morricone, recientemente oscarizado por la banda sonora de Los ocho odiosos (última película de Quentin Tarantino) pero especialmente conocido por poner música en los clásicos y sangrientos spaghetti western de los años 60. Especialmente en uno de ellos: El bueno, el feo y el malo. La famosa película dirigida por Sergio Leone y protagonizada por Clint Eastwood sirve hoy para describir la situación que Cristiano Ronaldo atraviesa en el Real Madrid. Su futuro está en el aire y el presidente blanco, Florentino Pérez, contempla tres posibles escenarios.

El fin de los días de Cristiano en el Madrid es inminente. Sin embargo, en función de qué opción escoja definitivamente Florentino, su adiós se producirá antes o después. Las informaciones que maneja GOL indican que Florentino es partidario de venderlo este mismo verano, a pesar de que la prensa afín al presidente hace ahora campaña para que Cristiano siga en el Madrid.

Los tres finales que contempla Florentino

El bueno: renovar a Cristiano Ronaldo. El agente del futbolista, Jorge Mendes, ya ha hecho movimientos en esa línea con el objetivo de que Cristiano prolongue su relación contractual con el club. Lo hace a sabiendas de que será prácticamente imposible conseguir otro aumento de salario teniendo en cuenta su edad y el lógico bajón de rendimiento que le depara el paso del tiempo. Cristiano termina contrato en 2018 y cobra 35 millones de euros brutos. Su renovación simbolizaría la continuidad de un proyecto que no ha satisfecho a la afición, a pesar de que el delantero portugués ha batido numerosos registros individuales.

El feo: venderlo este verano. Esta decisión puede chocar a algunos aficionados después de todo el sacrificio que Cristiano ha hecho con la camiseta del Real Madrid. Sin embargo, es la mejor opción a nivel de negocio. Si Cristiano mantiene un buen rendimiento en lo que queda de curso, Florentino aún podría sacar unos 80 millones de euros por el delantero para abordar nuevos fichajes y se ahorraría su ficha.

El malo: no hacer nada de nada y dejar que marche libre. Florentino Pérez tiene la posibilidad de negarse a renovar a Cristiano y de no venderlo, o bien porque no quiera o bien porque en un momento dado no pueda. En ese caso, Florentino asumiría su elevada ficha hasta 2018 y luego ya se olvidaría de ella, dejando que Cristiano marchase libre del Madrid. Esto podría ser favorable para el portugués, que podría negociar su futuro con total libertad, pero si su rendimiento empeora mucho tendría dificultades para firmar otro gran contrato. Es una opción que no sentaría bien a la afición, que confía en sacar dinero con su traspaso.