Ancelotti está siendo clave para que Rüdiger rechace al Barça por el Real Madrid 

Los movimientos de Carlo Ancelotti para cerrar cuanto antes el traspaso de Rüdiger al Real Madrid

Carlo Ancelotti
Carlo Ancelotti

El Real Madrid de Carlo Ancelotti sabe muy bien que la pérdida el verano pasado de su pareja de centrales titular, Sergio Ramos y Raphael Varane, está pasando factura. Si bien es cierto que la zaga blanca está respondiendo y que jugadores como David Alaba o Militao han dado un importante paso al frente en este sentido, también lo es que el técnico italiano quiere reforzarla.

Y uno de los nombres que más suenan en el Real Madrid es el de Antonio RÜdiger. El central del Chelsea acaba contrato el próximo verano, y cuentan medios como The Sun que las altas pretensiones económicas que está exigiendo han provocado que los de Londres hayan dado un paso atrás y ya estén buscando sustituto.

Ancelotti quiere sí o sí a Rüdiger

En este sentido, Florentino Pérez y Ancelotti ven en Rüdiguer un jugador con el que poder repetir la ‘fórmula Alaba’, es decir, hacerse con él sin pagar un euro al Chelsea y ofrecerle así un mejor contrato del que tiene en Londres.

Cuentan que el defensa alemán está por la labor de salir de la Premier League, y que el Madrid es una de las mejores opciones que contempla. Entre otras cosas porque sabe que los blancos necesitan de una nueva referencia en el eje de su defensa y que Ancelotti está apretando mucho a Florentino para que no deje escapar al germano.

antonio rudiger
Antonio Rüdiger

Es más, cuentan en Inglaterra que ha sido el entorno de Carlo el que se ha puesto en contacto con el entorno de Rüdiger para dejarle claro que el Madrid es una mejor opción que el Barça, uno de los clubes que también tiene al germano en su agenda.

A diferencia del Barça, donde Xavi tiene varios centrales de primer nivel como Piqué, Eric García o Araujo, en el Madrid el alemán llegaría con la etiqueta de titular indiscutible y con un proyecto actualmente más consolidado que el del equipo azulgrana.

A partir del 1 de enero Rüdiger ya podrá negociar abiertamente con quien quiera, pero el Madrid hace ya meses que está moviéndose en las sombras (como hizo con Alaba) para cerrar la llegada del alemán cuanto antes.