Acusan a Hazard de simular la lesión

La polémica en torno a la lesión de Eden Hazard que pone patas arriba el Real Madrid

Eden Hazard
Eden Hazard

No fueron pocos los que se quedaron con la boca abierta al ver que Eden Hazard se caía de la convocatoria del Real Madrid ante el Valladolid apenas horas antes del encuentro. El club comunicó que el delantero belga había sufrido una nueva lesión y que, obviamente, no disputaría ningún minuto ante los pucelanos.

Una lesión que, ojo, podría ser más bien una táctica del club que una realidad. O al menos eso es lo que apuntan muchos desde el entorno del Real. Y es que no gustó nada en el Madrid que Hazard, que había realizado muy pocos entrenamientos de pretemporada y que estaba lejos de su mejor tono, fuera convocado con la selección de Bélgica.

La acusación a Hazard

Florentino Pérez y Zidane son muy conscientes de que el delantero necesita ponerse a tono cuanto antes. Es por eso que ya hay quien asegura que esta última lesión ha sido simulada para, entre otras cosas, impedir que Roberto Martínez, el seleccionador belga, lo convoque de cara al próximo parón de selecciones.

Eden Hazard
Eden Hazard

En el Madrid saben que el tobillo del belga no está bien y que lo que necesita ahora es hacer su particular pretemporada, perder kilos, ganar masa muscular y volver a coger ritmo competitivo.

Pero ello pasa por sesiones de trabajo en Valdebebas, no por viajes y convocatorias de la selección. En este sentido, nadie en el entorno de Hazard ha optado por salir a desmentir estas acusaciones.

Desde el club, evidentemente, siguen dejando claro que la lesión existe y que eso es lo que provocará que el delantero esté fuera durante un tiempo. Hay quien ve en ello una pequeña trampa del Madrid para que no vaya con su selección.

Teniendo en cuenta la ficha de Hazard y que no deja de ser uno de los cracks del equipo, lo último que quieren Florentino y Zidane es que, por marcharse con su selección, recaiga de su lesión. Veremos si en los próximos días la polémica va o no a más. Seguro que Martínez no estará precisamente muy contento.