«A ver quién lo vende ahora». La secretaria técnica del Barça echa el freno

En los planes del club entraba desprenderse de uno de los pesos pesados después de la Eurocopa para aligerar las cuentas

Fotografía: "A ver quién lo vende ahora". La secretaria técnica del Barça echa el freno
Fotografía: "A ver quién lo vende ahora". La secretaria técnica del Barça echa el freno

El Barça tendrá que recortar por otras vías. Hoy por hoy, se va al traste la opción de vender a Andrés Iniesta después de la Eurocopa de Francia. La secretaria técnica del club contemplaba la salida del capitán con un objetivo claro: el económico. Pero la temporada que está cuajando el futbolista ha frenado la operación. La marcha del manchego (y de su salario), analizan en el club, aligeraría las apretadas cuentas y permitiría la incorporación de algún crack, hecho imposible en el contexto actual.

Iniesta realizó otra exhibición de fútbol en el Bernabéu. Golazo incluido. «A ver quién lo vende ahora», se dice que comentan en los pasillos del Camp Nou, según ha podido saber este medio. Algunos lo daban por muerto, pero a sus 31 años Andrés está demostrando que tiene fútbol para rato. A otro ritmo, pero igual de eficaz.

Entre 30 y 35 millones

En el Barça contemplaban la salida de Iniesta en verano. Esperaban que el jugador realizase una buena Eurocopa con España para obtener unos 30 millones de euros por él (su valor de mercado asciende a 35 millones, según Transfermarkt). Termina contrato en 2018. Tendrá entonces 34 años.

La variable de la edad ha causado que el salario de Iniesta empiece a ser un problema para las arcas. Es el segundo en la escala salarial, solo superado por Leo Messi, y la historia deportiva dice que su bajón tiene que empezar más pronto que tarde. En la entidad azulgrana quieren evitar que se convierta en el nuevo Puyol, o el nuevo Xavi. Jugadores con sueldos elevadísimos al final de sus carreras para las prestaciones que ofrecen. Pero no es el momento de vender, vistos los buenos partidos que está cuajando esta temporada.

La venta de Iniesta supondría un alivio para el Barça. Dejaría unos 30 millones de euros y el club podría destinar su salario en retener a Messi-Neymar y en fichar a otro jugador de relumbrón. La secretaria técnica, sin embargo, tendrá que recortar por otras vías. Don Andrés es intocable hoy por hoy.