Leo Messi y Luis Suarez | EFE

¡Vomitivo! Messi y Luis Suárez vetan este fichaje que ahora ata Florentino Pérez

stop

Lo que pudo ser y no fue que aprovechará el Real Madrid

28 de febrero de 2020 (10:28 CET)

La cuenta atrás para el Clásico ha empezado. Un choque que marcará en gran medida el devenir de Real Madrid y FC Barcelona. Sobre todo si el que gana es el equipo culé, ahora dos puntos por encima del Madrid en la clasificación.

En Barcelona hay optimismo. Medios y aficionados están convencidos de que este domingo darán una estocada que puede ser definitiva al conjunto de Zinedine Zidane. Consideran muchos que los blancos llegan en su peor momento de la temporada, lo que se junta con una ligera mejoría de los catalanes en los últimos partidos.

Pero un Clásico siempre es diferente. Da igual que uno llegue primero en la tabla y el otro último. El que llega por debajo en la clasificación suele ser igual de peligroso que si estuviera por encima. No se puede tener en cuenta lo que ha hecho cada equipo hasta ahora.

Vinicius Pique clasico copa

El Barça llega al Clásico con lo puesto

Además, por mucho que los blaugrana hayan mejorado, siguen teniendo serias carencias. Y el pasado martes pudo comprobarse perfectamente que los culés tiene un serio problema de cara al gol.

Una preocupación que Quique Setién no tendría si se hubieran hecho las cosas bien en el pasado mercado invernal. Entonces Josep Maria Bartomeu, Eric Abidal y compañía tenían a un crack a tiro. Earling Haland estaba para salir del RB Salzburg con un precio de salida de 20 millones de euros. Una ganga para los precios que se estilan en el fútbol europeo, y más teniendo en cuenta sus espectaculares números.  Allí sumaba 33 goles y 7 asistencias en 24 partidos. Y por 20 millones habría llegado al Barça.

Cierto es que su representante Mino Raiola hubiera pedido una cantidad superior siendo el Barça quien pregunta, pero aún así era la mejor opción que tenía Bartomeu sobre la mesa, comparado con Ángel Rodríguez, Rodrigo Moreno o Loren.

Niegan a Haland y dan luz verde a Florentino Pérez

Pero en realidad Haland nunca estuvo cerca del Barça. A Leo Messi, Luis Suárez y los pesos pesados  no les hacía ninguna gracia su llegada. No querían un jugador que pudiera plantar cara a Luis Suárez cuando el uruguayo esté para volver.  Y el resto ya es historia.

Los culés dejaron de fichar, se encontraron en cuadro tras la nueva lesión de Ousmane Dembélé y tuvieron que elegir deprisa y corriendo a Martin Braithwaite para reforzar el ataque, por un precio similar al que hubiera costado Haland.

Y peor aún. El panorama ha dejado a Florentino Pérez vía libre para llevarse al delantero. Más todavía después del descarte del Barça, pues a Haland no le gustó que los blaugrana pasaran de sus servicios.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad