Mourinho pone un cambio de cromos sobre la mesa del Barça | EFE

Mourinho pone un cambio de cromos sobre la mesa del Barça

stop

El manager portugués sigue llamando a la puerta culé

11 de octubre de 2017 (19:44 CET)

Jose Mourinho sigue muy de cerca la actualidad deportiva del FC Barcelona, y quiere sacar tanta tajada como le sea posible de las necesidades del club azulgrana.

A su repetido interés por Sergi Roberto, el técnico luso suma también la intención de hacerse con los servicios de un futbolista clave en el centro del campo barcelonista, Ivan Rakitic.

El centrocampista croata del Barça estuvo en serio peligro de salir este mismo verano, y su posición seguirá pendiente de las opciones culés de fichar a un medio de proyección como Leon Goretzka, que supla el fracaso en la contratación de Marco Verratti.

El técnico luso valora la capacidad de trabajo de Rakitic y no ve un problema su edad –cumplirá 30 años el próximo marzo. Le gustan los jugadores con experiencia y el juego que propone en el Manchester United no destaca tanto por su dinamismo como por su fortaleza táctica y física.

El plan de Mou

Para convencer a la directiva de Josep Maria Bartomeu, Mourinho plantea un cambio de cromos en el que puede salir perdiendo económicamente, pero donde se libera de un problema en su plantilla a la vez que gana enteros en la medular.

Ante la búsqueda culé de un atacante que pueda suplir o compatibilizarse con Luis Suárez y aporte profundidad y desborde a la delantera, desde Old Trafford han ofrecido a Anthony Martial.

El extremo francés es uno más de los inagotables productos del AS Monaco. Llegó a Manchester de forma sorprendente en el último día de mercado de la temporada 2015/2016 bajo pago de 60 millones de euros, pero nunca ha cumplido con las expectativas.

La situación de Martial

Su irregularidad en el juego y la falta de confianza tanto de Louis Van Gaal como de Jose Mourinho han reducido su impacto sobre el césped. Pero a sus 21 años aún está en condiciones de reconducir su carrera y demostrar su verdadero nivel.

En Old Trafford, no obstante, lo tiene muy difícil. La explosión de Marcus Rashford y el fichaje de Romelu Lukaku le cierran las puertas de la titularidad. Jesse Lingaard, un producto de la cantera red devil, también ha demostrado mayor solvencia en los minutos finales de juego.

Martial puede ser la pieza clave que necesita el Barça para terminar de definir su delantera sin romper el equilibrio entre Dembelé, Suárez y Messi. Mourinho quiere llevarse a Rakitic a cambio.