Leo Messi tapa una bronca en el Barça | EFE

Messi no quiere a Özil en el Barça: el plan B del crack a Coutinho

stop

El astro argentino no quiere saber nada del alemán

22 de noviembre de 2017 (13:48 CET)

Mesut Özil es uno de los nombres de moda en Barcelona. El alemán está siendo uno de los jugadores situados en la parrilla de salida de fichajes por si falla el fichaje de Philippe Coutinho.

La primera opción que se baraja en la entidad culé es la de Coutinho, por quien siguen negociando su incorporación para cuanto antes. Si puede ser ahora en enero, mejor. Pero las negociaciones no van a buen ritmo y desde la secretaría técnica se están barajando otras opciones.

Özil es una de ellas. Por diversos motivos. El principal es el precio. Su fichaje no pasaría de los 30 millones de euros, una cifra muy apetecible por un jugador contrastado y con una calidad más que suficiente para jugar en el Barça.

Messi se niega

Leo Messi, que no pierde ojo a la actualidad de fichajes del club, ya le ha dicho a Bartomeu y a Ernesto Valverde que no lo quiere. Considera que es un jugador ya muy mayor- Mesut tiene 29 años- y que, en el caso de que Coutinho no venga ahora en enero, es mejor aguantar con lo puesto e ir a por un crack en junio.

O en todo caso fichar a un joven con futuro y con ganas de hacerse un nombre en un grande, no a un jugador que ya ha dado todo lo que tenía que dar en el fútbol europeo. Además, una de las cosas que ha caracterizado la carrera deportiva del jugador del Arsenal es su poca regularidad.

En su etapa en el Real Madrid, Mesut combinó grandes actuaciones con partidos en los que no se le veía. Igual que le está ocurriendo en  el club inglés, donde tan sólo suelta alguna perla de vez en cuando pero no consigue hacerse con las riendas del equipo.

Florentino avisa

Pero lo que ha hecho que Messi se niegue definitivamente al fichaje del crack gunner no es otra cosa que su fama de fiestero. De hecho, Florentino Pérez, que está al corriente de las intenciones del Barça por hacerse con los servicios de Özil, ya ha dejado correr que el alemán es un noctámbulo.

Una información que ha llegado a oídos de Messi. Y es que en su etapa en el Real, tal y como relata Pérez, el alemán sí que encontró en los locales de moda de la capital español toda la regularidad que no encontró en el Bernabéu.

El centrocampista es muy dado a la noche, algo que no es del agrado de Messi, que nunca ha sido un jugador muy fiestero. No quiere a un compañero así en el vestuario y ya le ha hecho saber a su presidente y a su entrenador que, si fuera por él, Özil se quedaría en Londres y guardaría ese dinero para un buen fichaje en verano.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad