“No soporta a Messi”. Cristiano Ronaldo lo sabe (y cuenta quién es) | EFE

Messi destapa el gran engaño de Cristiano Ronaldo

stop

El genio del Barça sigue dejando retratado con sus goles al crack del Real Madrid

19 de octubre de 2017 (21:03 CET)

La guerra abierta entre Leo Messi y Cristiano Ronaldo vuelve a estar más caliente que nunca. Pero en los últimos años su duelo está evolucionando.

Mientras el genio del Barça sigue completando temporadas enteras al más alto nivel, Cristiano suele estar desaparecido en los arranques de curso. Se reserva para el tramo final y decisivo.

Lo que hace la estrella del Real Madrid es muy lícito. Escoltado por un gran equipo que garantiza llegar con opciones a todos los títulos, CR7 aparece cuando es más necesario. Y llega fresco.

Lo de Messi es de otro planeta. Claro que lo quiere ganar todo, pero él no entiende la palabra dosificarse. Lo quiere todo. Jugar todo. Ganar todo. Siempre todo.

Su mentalidad indestructible hace que las cifras goleadores del astro argentino sean completamente inalcanzables: lleva 100 goles en Europa (97 en Champions) y 360 en la Liga.

Cristiano, dos años mayor, le supera en Champions, con un total de 110 tantos, y le sigue la estela en Liga, donde lleva menos años jugando: 286 goles en el torneo doméstico español.

CR7, rey de los penaltis 

Sin embargo, el crack portugués infla claramente sus cifras gracias a los lanzamientos de penalti. En total, ha convertido 58 penas máximas en Liga y otras 13 en Champions.

Contra el Tottenham lo volvió a hacer, mientras que Messi se coronó frente al Olympiacos con un gol de falta mucho más meritorio.

La Pulga suma 27 goles de falta directa (18 en Liga y tres en la Champions). Cristiano, que en el pasado le superaba claramente en esta faceta, ahora ya está por detrás. Ambos están igualados en Liga, con 18 goles

Para terminar, cabe resaltar dos últimos datos: Messi ha llegado a los 100 goles en Europa en 122 partidos. Cristiano necesitó 143 choques para alcanzar la misma cifra (ahora suma 113 goles en 151 encuentros). El promedio goleador del argentino es mejor: 0,81 goles por encuentro contra 0,74 del luso

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad