Messi cierra el fichaje de un delantero galáctico en una reunión bomba con el Barça 

stop

El líder del equipo azulgrana traslada su decisión en el Camp Nou

Los culés quieren impedir como sea que Cristiano se lleve como sea el Balón de Oro | EFE

17 de abril de 2017 (12:11 CET)

Borrón y cuenta nueva. Los últimos acontecimientos vividos en el FC Barcelona han activado la alarma entre los pesos pesados de la casa azulgrana.

Cierto es que el equipo barcelonista es el único que sobre el papel sigue vivo en todas las competiciones, aunque las malas sensaciones acechan al Camp Nou.

Con la Champions muy complicada tras el mal partido ante la Juventus de Turín, los barcelonistas ya piensan en la remontada. Después de firmar un épico partido ante el Paris Saint-Germain todo es posible, sin embargo, la dificultad de los italianos no pasa desapercibida.

Por lo que a la Liga refiere, el Real Madrid les lleva una gran ventaja. En el próximo Clásico, los azulgranas tendrán la oportunidad de acercar posturas en el Santiago Bernabéu. Una batalla complicada que deben ganar sí o sí.

Ahora bien, estos duelos clave, que de ganarlos salvarían la temporada, no han eclipsado el mal momento por el que el Barça atraviesa. Tras caer ante el Málaga y frente a la Juventus, los culés sufrieron en el cara a cara con la Real Sociedad.

No dan con la tecla del éxito total

Así pues, unos baches que han evidenciado la irregular temporada de los catalanes. El equipo necesita dosificarse para afrontar las continuas exigencias pero, de lo contrario, el conjunto no funciona sin las piezas vertebrales.

Los fichajes para el fondo de armario que llegaron en verano hacen aguas. Y es que excepto Samuel Umtiti, los cinco refuerzos restantes dejan mucho que desear. Si los titulares no juegan, el cuadro tambalea.

Por ello, con esta alerta entre ceja y ceja, los pesos pesados ya han dado un paso al frente. Mientras que la secretaría técnica y la plana mayor traza las líneas del nuevo proyecto, los 'capos' del vestuario también han tomado la palabra.

Al parecer, los capitanes, con Leo Messi como abanderado, siguen al detalle los movimientos del club y aconsejan a los responsables continuamente. No pierden pista.

El líder toma la batuta

En este caso, la última decisión del crack argentino ha abierto un nuevo panorama. Todo apunta a que la pulga ha dado un paso al frente para comunicar su voluntad de jugar más atrasado a partir del próximo curso.

La creatividad y el talento del astro son una buena alternativa para tapar la dosificación de Andrés Iniesta. El jugador de Fuentealbilla debe estar entre algodones, por lo que el Barça busca un relevo para ir apuntalando el futuro sustituto del manchego.

Por ello, la alternativa de que Messi juegue de mediapunta y no de delantero puro ha sido acogida con los brazos abiertos en el Camp Nou.

Esta situación pone sobre la mesa la necesidad de fichar a un atacante natural que acompañe a Neymar y Luis Suárez. Como ya ha adelantado Diario Gol, el crack que gana más papeletas en este momento es Antoine Griezmann.

Con Paulo Dybala también en órbita, el delantero del Atlético de Madrid es el gran favorito. El club catalán lo tendrá complicado, ya que el galo quiere quedarse en el equipo colchonero. Ahora bien, si le tientan con la titularidad, las cosas pueden cambiar. La apuesta de Messi está sobre la mesa. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad