Messi borra a un crack del Barça de su grupo de intocables

stop

El astro argentino no perdona cuando recibe a un jugador con los brazos abiertos y no le responde

08 de noviembre de 2017 (20:01 CET)

La influencia de Leo Messi en el FC Barcelona va mucho más allá de su impacto en el juego. Fuera de él, sus pocas palabras y gestos marcan el devenir del club en la dirección que marque.

El principal objetivo de Messi es que el equipo funcione. Que los jugadores estén enchufados y, todos a una, peleen por los títulos. Por eso, muchas veces es el propio Messi quien recibe con los brazos abiertos a los nuevos fichajes y ayuda en su integración. Él espera mucho de ellos. 

Para triunfar en el Barça del diez, es necesario ganarse su favor. Desde que se hizo con la batuta del equipo, son varios los jugadores como Zlatan Ibrahimovic o Samuel Eto’o que salieron del Camp Nou por su poco entendimiento con el argentino.

Otros, como Pinto o Mascherano, se han mantenido en el equipo más tiempo del realmente necesario por su buena relación con el mejor jugador del mundo. También Gaby Milito recibió un trato exquisito de La Pulga

En la plantilla actual, un futbolista ha dejado de contar con el apoyo de Messi. Fue uno de los jugadores que el astro argentino pidió, como ocurrió con Luis Suárez. Pero mientras este se adaptó a la perfección, el ahora sentenciado le ha decepcionado profundamente. Hablamos de Arda Turan. Lleva ya seis meses fuera de combate. 

Carga para el equipo

El futbolista turco encajó perfectamente en el esquema azulgrana nada más aterrizar en la ciudad deportiva Joan Gamper. Su disposición a jugar en el Barça a pesar de la sanción FIFA y la proximidad a Aleix Vidal durante su etapa parados ayudó a su integración.

Arda, no obstante, no ha vivido una etapa de muchos éxitos en Barcelona. Su papel ha sido residual y esta temporada está totalmente descartado por Ernesto Valverde. La plantilla no entiende que forzara para quedarse y la relación con él se ha contaminado.

El siete azulgrana se ha apartado completamente de las dinámicas de grupo y mantiene una actitud desafiante con su pulso al club. La tensión se palpa en los entrenamientos y su presencia incomoda al conjunto del equipo.

La salida de Arda Turan es una tarea pendiente de obligatorio cumplimiento en el mercado de enero y Messi ya ha sentenciado su futuro. Pero pese a estar desaparecido, sigue cobrando una millonada. Algo que parece estarle bien. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad