Leo Messi y Luis Suárez quieren a un crack de Florentino Pérez | EFE

Luis Suárez suelta la lengua en el Barça (y señala al culpable)

stop

El mejor amigo de Messi está entre desolado y enfadado

20 de octubre de 2017 (14:12 CET)

¿Qué pasa con Luis Suárez? ¿Se está haciendo mayor? Todo el mundo coincide en que el charrúa ya no es el que era: un delantero letal de cara al gol. Rápido, fuerte e incansable.

Desde que Ernesto Valverde llegó al Barça, el mejor Suárez ha desaparecido. Sus porcentajes goleadores han caído en picado: tres goles en 10 partidos.

El Pistolero solo se ha estrenado en Liga por el momento. En Champions no ha logrado perforar la portería contraria en los tres partidos que ha jugado y su promedio goleador es preocupante.

Ahora mismo la estadística descubre una triste realidad: Suárez marca un gol cada 300 minutos. Son cifras muy alejadas de lo que debe promediar el goleador del Barça.

Y la pregunta es: ¿Por qué ocurre esto? Hay muchas posibles respuestas: mala suerte, no está en racha, mal momento de forma, ha engordado y está lento, se hace mayor...

Las claves del bajón de Luis Suárez

Sin embargo, las dos respuestas más reseñables se encuentran sobre el terreno de juego: 1) Su compañero Leo Messi ahora juega más centrado. Suárez va un poco más perdido.

2) La marcha de Neymar le ha dejado un vacío que jamás hubiera imaginado. El crack brasileño daba muchas asistencias al uruguayo y se está notando. De hecho, nadie nota tanto la ausencia de Neymar en el Barça como el propio Luis Súarez.

Por ello se aceleró el fichaje de Coutinho este verano, aunque finalmente no pudo ser. Suárez quería otro socio por banda izquierda y con el brasileño se entendió bien en el Liverpool.

Mientras Suárez se lamenta por la marcha de Neymar, hay otros jugadores que se alegran: Jordi Alba, por ejemplo, tiene más libertad y opciones de llegar a portería por el flanco zurdo.

Beneficiados y víctimas de Neymar

Y muchos otros futbolistas han ganado minutos que, de seguir Neymar, seguro no tendrían: Denis Suárez, Aleix Vidal, Deulofeu, Sergi Roberto y hasta el propio André Gomes.

Todo esto no quita que Suárez esté muy enfadado. Cree que ha sido la principal víctima de la mala gestión de plantilla que se hizo desde el club. Especialmente en el caso Neymar .

Tanto es así que Albert Soler ha sido alejado del primer equipo azulgrana viendo reducidas drásticamente sus responsabilidades en el área de fútbol. Otra víctima colateral.