Los suspensos en el Barça contra el cerrojo de Simeone

stop

La lesión de Messi atonta al cuadro de Luis Enrique, atragantado contra el Atlético

Arda Turan abraza a Messi al ser sustituido por lesión, mientras Luis Enrique da indicaciones a su espalda | EFE

22 de septiembre de 2016 (00:27 CET)

La sed de venganza no fue suficiente. El FC Barcelona, apeado de la Champions la temporada pasada por el Atlético de Madrid, no fue capaz de dar un golpe sobre la mesa en el Camp Nou para imponer la autoridad del más fuerte y perforar el cerrojo planteado por el Cholo Simeone (1-1). En un duelo tremendamente igualado, la lesión de Leo Messi en el minuto 59 fue decisiva. No solo porque los azulgrana perdían a su mejor hombre –no especialmente inspirado–, sino porque el equipo quedó huérfano. Despistados e ingenuos, los de Luis Enrique se dejaron empatar.

Messi no estuvo fino, pero tampoco sus compañeros de la MSN. Luis Suárez está recibiendo férreos marcajes y estuvo desaparecido durante todo el partido. Neymar, perseguido y apaleado por Juanfran y, finalmente, también por Thomas, solo demostró su talento en ausencia de Messi. Esos últimos 30 minutos le sirvieron para tirar del carro y lo intentó sin miedo, pero no tuvo la fortuna para marcar el gol de la victoria contra un Atlético que se le suele dar bien.

Messi, tres semanas de baja

Simeone planteó el choque a la defensiva, pero con su habitual pillería: a la mínima oportunidad, salida fugaz en tromba y a buscar la complicidad de la fortuna. Dieron dos sustos en el primer tiempo, pero fue Ivan Rakitic ('41) quien sacó las castañas del fuego –temporalmente– a un Barça poco fluido ante el autobús plantado por el Atleti.

La magia de Andrés Iniesta –que este jueves presenta su autobiografía a lo grande– se fue apagando con el paso de los minutos y la temprana marcha de Busquets ('51) –jugó con fiebre– obligaba a Luis Enrique a improvisar. André Gomes ocupó su puesto como pudo, sin desentonar en ataque, pero lento en defensa. Si Aleix Vidal no estuviese castigado, quizás Sergi Roberto hubiese podido suplir al de Badía. El gran problema para Luis Enrique fue perder a los dos únicos jugadores que no tienen un recambio claro dentro de la plantilla: Messi y Busquets. El argentino, con rotura muscular en el adductor de la pierna derecha, estará tres semanas de baja.

El 'Cholo' golpea

Fue con la lesión de Messi cuando el Barça perdió el norte. Todos los jugadores estaban tan pendientes del argentino, que Simeone lo tuvo fácil para demostrar, una vez más, por qué es el más listo de la clase. Un minuto después de salir La Pulga, el Cholo introducía dos cambios ofensivos: Fernanto Torres y Ángel Correa daban descanso a Saúl y Gameiro. A los dos minutos, gol de Correa con resbalón de Mascherano incluido. El Jefecito recuperó su mejor versión, pero tuvo mala suerte en la acción del gol.

Estos son los suspendidos del Barça contra el Atleti: Luis Suárez, Leo Messi, André Gomes –todavía necesita minutos para acostumbrarse a la posición– y Jordi Alba. Neymar y Mascherano, aprobados por los pelos. Mención a parte merece Gerard Piqué, inconmensurable durante la segunda mitad. El colegiado del partido, Fernández Borbalán, tuvo un muy mal día. Con el empate del Madrid frente al Villarreal, la parte alta de la tabla queda igual con respecto a los tres grandes favoritos. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad