Los deberes del Barça en el mercado de fichajes

stop

Luis Enrique, muy criticado por no hacer cambios contra el Valencia, tiene una dura tarea por delante para componer la próxima plantilla

Luis Enrique habla con Dani Alves en un entrenamiento | EFE

19 de abril de 2016 (22:25 CET)

Luis Enrique Martínez vuelve a estar señalado. El entrenador del Barça ha encallado y, a falta de cinco jornadas para finalizar la Liga, ha tirado por la borda la ventaja de nueve puntos que tenía sobre el Atlético de Madrid. Lo más preocupante es que el técnico, empecinado en volver a pelearse con los medios de comunicación, no parece tener soluciones para revertir la mala dinámica. Es significativo el hecho de que, contra el Valencia, no realizase ninguna sustitución.

"Los once jugadores lo hicieron tan bien que merecían terminar el partido", alegó Lucho. ¿Qué significa esto? ¿Que los que están en el banquillo no entrenan lo suficientemente bien como para merecer tener algunos minutos? ¿Que prefiere no cambiar a los titulares para que ninguno de ellos se enfade? ¿O que realmente no confía en ninguno de los jugadores suplentes? Preguntas sin respuesta, ya que Luis Enrique es amigo íntimo del secretismo y la confidencialidad.

Mientras se resuelven estas dudas, Lucho también trabaja en la planificación de la próxima temporada, en la que no tendrá sanciones de la FIFA de por medio que le impidan hacer una plantilla acorde a sus pretensiones. Hay seis futbolistas, al menos, que deberían tener las horas contadas en el club por falta de uso: Douglas, Vermaelen, Bartra, Adriano, Masip y Sandro.

Siete posibles bajas

Asimismo, hay otros futbolistas señalados por aspectos extradeportivos o económicos: Dani Alves y Jeremy Mathieu. Y otros tres jugadores que no terminan de rendir como se esperaba de ellos que son Arda Turan, Aleix Vidal y Munir. Los tres últimos, por lógica y tiempo en el equipo, parece que continuarán la próxima temporada a menos que alguien haga una suculenta oferta por alguno de ellos. Los otros siete jugadores mentados pueden salir perfectamente.

¿Y si salen, quién viene? Esa es la pregunta que deberán contestar entre Robert Fernández y el propio Luis Enrique. Y es que desde el club siempre se ha dado a entender que únicamente hay dos fichajes previstos: un delantero y un defensa central. La posibilidad se subir a algún jugador del Barça B también pierde enteros ya que, ahora, la mayoría son de fuera y no formados en La Masía. De los que son de la casa, destaca Sergi Samper, pero aún está verde.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad