Dembélé, motivo de preocupación | EFE

La primera bronca con Dembélé en el Barça mete a tres pesos pesados en el lío

stop

El futbolista galo aterriza con aires de gran estrella

02 de septiembre de 2017 (11:24 CET)

El primer problema con la llegada de Ousmane Dembelé a Barcelona no se ha hecho esperar. Sin tiempo si quiera a que el jugador debute como azulgrana y demuestre su calidad, su sueldo está levantando ampollas.

El azote económico en que se ha convertido Football Leaks ha revelado al medio alemán Der Spiegel el salario real de Dembelé, y el elevado rango que puede llegar a conseguir.

El escalón salarial del Barça está muy marcado. Leo Messi está por encima de todos con 22 millones de euros, mientras que Suárez y Neymar se situaban por debajo con 16 millones cada uno.

El resto de pesos pesados azulgrana como Andrés Iniesta, Sergio Busquets y Gerard Piqué quedan muy lejos con nóminas que varían entre los seis y ocho millones. Dembelé ha roto este equilibrio.

El agravio comparativo

El fichaje del Borussia Dortmund ha llegado para ocupar la plaza de Neymar, y lo ha hecho con todas las de la ley. Pese a que las primeras informaciones apuntaban a un sueldo de nueve millones de euros anuales, ha trascendido una realidad muy diferente.

El salario base del nuevo miembro del tridente será de 12 millones de euros, y con las variables en función de objetivos incorporadas a su contrato, podrá llegar a percibir 20 millones de euros.

La noticia ha estallado como una bomba en el vestuario azulgrana. Los pesos pesados barcelonistas entienden el impacto futbolístico y mediático que suponía la MSN, pero no conciben como un jugador de 20 años recién llegado puede superar incluso a Suárez.

Con Iniesta y Gerard Piqué aún por renovar, las noticias sobre el coste de Dembelé pueden afectar mucho en su decisión. La dirección deportiva de Bartomeu tendrá que preparar muy buenas ofertas.