La llamada de Florentino Pérez que mató al Real Madrid contra el Barça

stop

El Barça da un golpe a la Liga (3-2)

La llamada de Florentino Pérez que mató al Real Madrid contra el Barça

23 de abril de 2017 (22:43 CET)

Queda Liga. Ha revivido. El FC Barcelona se ha marcado un buen partido ante el Real Madrid. En el Santiago Bernabéu y ante la afición merengue, el cuadro de Luis Enrique Martínez ha espantado a los fantasmas de las dudas y han dado espectáculo. Un duelo de titanes en toda regla (3-2).

Los culés llegaban heridos a la capital española. Tras caer eliminados de la Champions, la Liga es la única esperanza que les quedan a los barcelonistas para salvar el curso. Con la Copa del Rey en el tintero, saben que deben acercarse a la corona liguera para firmar el doblete y eclipsar una temporada irregular.

Dicho y hecho. Con toda la carne en el asador, el Barça se ha armado de valor y ha conseguido dejar una buena imagen en la casa blanca. Se han llevado los tres puntos del Bernabéu. Ahora bien, el Madrid ha disputado un partido menos.

Keylor Navas ha firmado un gran partido, pero una vez más la delantera no ha estado acertada. Y es que el mal partido de Cristiano Ronaldo se ha visto eclipsado por un gran Leo Messi. La pulga ha vuelto a ser el líder decisivo.

La gota que colma el vaso

Ahora bien, el único señalado no ha sido CR7, la lesión de Gareth Bale ha hecho estragos en el cuadro blanco. Zinedine Zidane se ha dejado intimidar por las presiones y ha alineado al galés en el once titular.

El jugador no estaba para jugar. Se ha visto desde el primer momento. Y es que el atacante de Cardiff ha recaído en la primera mitad. Ha tenido que ser retirado del terreno de juego y Marco Asensio ha entrado en su lugar. Un golpe inesperado que ha truncado los planes de Zizou. Y es que la titularidad de Bale le ha quitado la plaza a un hombre en estado de gracia como Isco Alarcón.

Este hecho ha condicionado el partido de los blancos, ya que el técnico galo ha contado con un cambio menos y el plan del partido ha quedado en papel mojado. Además, la expulsión de Sergio Ramos se ha sumado al mal trago. Desastre. Florentino Pérez ha vuelto a meter la zarpa y el equipo ha quedado retratado