Leo Messi hace balance del primer partido de LaLiga y se carga a un futbolista culé | EFE

“Está fichado”. Messi se va de la lengua en el Barça-Betis (y fulmina a un jugador de Valverde)

stop

El argentino toma la palabra después del inicio de LaLiga

20 de agosto de 2017 (21:51 CET)

Buen comienzo. El FC Barcelona hizo los deberes ante el Real Betis en el primer partido de LaLiga, disputado en el Camp Nou (2-0)

Con Neymar Jr camino del olvido y sin el lesionado Luis Suárez, Leo Messi se quedó solo ante el peligro en el estreno liguero. Pero el equipo respondió. 

La cara y la cruz

Como dijo Ernesto Valverde, los futbolistas ayudaron al argentino a brillar, logrando firmar en conjunto un notable inicio en la competición de la regularidad.Sobre todo en la primera parte, en la que el Barça imprimió más intensidad. En la segunda, con todo resuelto, los blaugrana se dedicaron a controlar y a dormir el partido.

Pero pese a la victoria, el equipo mostró algunas carencias. Sobre todo en el centro del campo y en el ataque.

Por suerte, la asignatura de la medular está a unas horas de recibir el aprobado. “Esta fichado”. Los pesos pesados del equipo ya saben que la llegada de Seri, del Niza, es cuestión de horas.

Diferente está la situación en la zona ofensiva. Como decíamos, el argentino llevó gran parte del peso del ataque, donde encontró un nuevo socio llamado Gerard Deulofeu.

El canterano demostró ser un buen recurso en ausencia de los cracks. El de Riudarenes por fin aplicó lo que tantos años le han reclamado los técnicos, la presión, y se convirtió en el mejor aliado del ‘10’ culé.

El extremo intervino en los dos goles y su presencia fue clave para asegurar los primeros tres puntos. En el primer tanto su pase a Leo Messi fue desviado por Alin Tosca a su propia portería. En el segundo recuperó un balón cerca de la línea de fondo y puso el balón a Sergi Roberto para que el de Reus marcara a placer. 

Fulminado

Y si Deulofeu fue la nota positiva, Paco Alcácer fue la negativa. Al ex valencianista se le vio my perdido durante todo el partido. Apenas participó en las acciones de ataque y nunca estuvo en el sitio adecuado para culminar las jugadas. Ni cuando compartió banda con Jordi Alba, ni cuando lo hizo con un destacado Nelson Semedo

Una vez más, el ariete desaprovechó la oportunidad de demostrar que puede ofrecer los recursos necesarios para ser un delantero del Barça. Incluso un sector de la afición empieza a agotar su paciencia con el delantero y le despidió con pitidos.

Ni siquiera Ernesto Valverde ve clara la presencia del de Torrent en el equipo. Tanto es así que la idea de cederlo a otro club en el caso de que finalmente llegue Ousmane Dembélé cobra más fuerza cada minuto que pasa.

Si los responsables cierran el fichaje del delantero del Borussia Dortmund, Paco podría tener los días contados.