El jugador del Barça que ya no le ríe las gracias a Messi

stop

El astro argentino parte peras con un futbolista internacional

Messi no quiere a Özil | EFE

23 de septiembre de 2017 (12:38 CET)

Hay relaciones que se deterioran con el tiempo. Y más, cuando está Leo Messi de por medio. Un genio conocido por su fuerte carácter en el vestuario.

El astro argentino ha visto como en los últimos tiempos se ha ido degradando su relación con un jugador al que acogió con especial cariño a su llegada: Arda Turan.

En seguida se emitieron imágenes de Messi abrazando al turco en los entrenamientos y pronto se supo que había surgido una bonita complicidad entre ambos.

Sin embargo, la actitud del turco durante las dos temporadas y media que lleva en el Barça no ha gustado en el club. Y en el vestuario también ha sido censurada.

Las noches de Turan en el Casino de Barcelona son de sobra conocidas en la capital catalana, desde que Diario Gol publicó la información en primicia.

En la plantilla lo sabían desde hace tiempo y por mucho que el capitán, Andrés Iniesta, trató de llevar al turco por el buen camino, no hubo forma humana. Su devoción por el juego era superior.

Arda entró en una dinámica de conformismo con su rol suplente y cuando jugaba, se conformaba con hacer alguna filigrana y aprovechar la presencia de los cracks para marcar algún que otro gol.

Arda Turan, un 'goleador' con mala imagen

Si bien, sus números en la faceta goleadora no fueron malos –13 goles en 30 partidos–, el turco dejó malas sensaciones por la imagen que transmitía sobre el verde. Y también fuera de él.

Esta situación generó un cierto desgaste en la propia plantilla, puesto que echaban en falta más fondo de armario para solventar los partidos delicados. Pero el turco no dio ese paso al frente.

La distancia con Messi se iba haciendo más y más grande. Hasta el punto de que Arda, sentenciado por Valverde, ya ni siquiera le ríe las gracias al argentino. Pero cobra demasiado como para salir.