Coutinho le cuenta a Messi la última de Neymar con el Real Madrid / EFE

Coutinho le cuenta a Messi la última de Neymar con el Real Madrid

stop

Neymar se ha refugiado en sus compañeros de selección con el objetivo de levantar el Mundial, y después tiene claro que hará con su futuro

Barcelona, 11 de junio de 2018 (16:15 CET)

Con Messi y Ronaldo sin haber conseguido imponerse claramente en la carrera por el Balón de Oro de este año, el Mundial de Rusia se vislumbra en Brasil como una oportunidad para que Neymar consiga devolver el galardón al país carioca.

El diez de la selección verdeamarelha lo sabe, y llega a la cita con ganas de reivindicarse tras una temporada donde sus aspiraciones europeas acabaron, precisamente, tras su lesión frente al Real Madrid.

Pese a su tropiezo en Europa, Ney cree que su paso por París le ha servido para encumbrarse como figura en solitario, alejado de la sombra de Messi. Justamente el motivo principal que le llevó a salir de Barcelona.

Con su estatus consolidado, considera que el torneo mundialista le puede servir para proclamarse como el mejor jugador del mundo, de manera similar a cuando Ronaldo Nazario se ganó ese reconocimiento con sus goles en Corea, que valieron a Brasil su quinto Mundial.

Neymar o el Real Madrid que pide a Florentino Pérez: fichajes, bajas (y una sorpresa) | EFE

Mientras Neymar fija su vista en llegar a la final del 15 de julio, su futuro sigue en el aire. El Real Madrid llama a su puerta con toda la fuerza de su estructura, y él se deja querer. Pero no tiene prisa por salir, ni quiere descentrarse.

Y en caso de conquistar el sexto campeonato para Brasil, lo más probable es que no salga de París. Así lo ha confesado a su círculo íntimo en la selección, Coutinho incluido, y es lo que le ha transmitido a un Leo Messi preocupado por ver a Ney en el Bernabéu.

Con el título de mejor jugador bajo el brazo, Neymar medita que no sería necesario salir de una liga francesa donde está a gusto con la poca exigencia de cada fin de semana.

Con la llegada de Tuchel, además, podrían ser competitivos en Europa, y su presencia en el PSG le valdría para acaparar todos los focos sin discusión alguna, acumulando títulos cada año. Planificar su salida tras una debacle en la cita de Rusia, en cambio, sería la opción más lógica para seguir discutiendo el trono a Messi, ocupando el hueco que le dejaría Cristiano Ronaldo.