André Gomes liquida al Barça con una confesión terrible

stop

El centrocampista portugués está en el ojo de la afición azulgrana

André Gomes y Leo Messi, separados por un abismo | EFE

20 de febrero de 2017 (21:10 CET)

No encaja. Lo intenta todo. Se esfuerza, pero no encuentra su sitio en el equipo. Por más oportunidades que le da Luis enrique, no hay manera.

André Gomes está desesperado. Abatido. Hasta el punto que una parte de él se arrepiente de fichar por el Barça, según confiesan fuentes cercanas al jugador que han sido contactadas por Diario Gol.

El centrocampista portugués en estos momentos se sabe señalado. Así lo expresó la afición azulgrana que acudió al Camp Nou con una atronadora pitada.

Un mensaje que no era tanto para el jugador, sino para el propio Luis Enrique. Sin embargo, el técnico parece no entender el ruego de la afición.

El asturiano respondió que le dolían los pitos hacia André Gomes. No tanto, en cambio, los que se profirieron contra el propio entrenador. Que también los hubo, y muchos.

Lo que no entiende el técnico es que esos pitos son una petición para que deje de poner a Gomes en el once titular. La hinchada quiere recuperar el once de siempre.

El once de gala

Salvo por la baja de Dani Alves, mal relevado por Sergi Roberto, y la salida de Claudio Bravo, los titulares se saben de memoria desde hace tres años: Ter Stegen, Piqué, Mascherano –Umtiti también puede valer–, Alba, Roberto, Busquets, Iniesta, Rakitic, Neymar, Suárez y Messi.

Esta es la alineación que quiere el Camp Nou para recibir al PSG en la vuelta de la Champions. No quieren a Gomes, porque el equipo no funciona con él. Lucho debe asumir su fracaso con este fichaje y centrarse en recuperar las sensaciones del equipo.

Mientras tanto, el futbolista debe hacer reflexión. Está muy fastidiado porque ha trabajado duro para adaptarse al sistema, pero no todos sirven para jugar en el Barcelona.

Su salida está sobre la mesa de cara al año próximo. Especialmente si Luis Enrique deja el equipo, como parece que ocurrirá. El caso es que Gomes no vería mal salir porque asume que no está logrando el objetivo pese a la multitud de oportunidades que ha tenido. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad