Aleix Vidal amenaza con tirar de la manta en el Barça 

stop

El jugador de Puigpelat, condenado al ostracismo por Luis Enrique, está en una situación límite

Aleix Vidal se lamenta en un partido de liga | EFE

19 de septiembre de 2016 (20:02 CET)

Aleix Vidal está en una situación límite. El futbolista de Puigpelat, de fuerte carácter, choca demasiado con Luis Enrique como para poder triunfar en el FC Barcelona. Personas que han tenido trato directo con el jugador aseguran que "es bastante antipático" y que "va por ahí como si estuviera por encima del resto solo porque juega en el Barça". Hay quien dice que ese carácter arrogante es el que está jugando en su contra. Lucho es parecido.

La temporada pasada hubo un choque de trenes. Pero solamente salió a la luz una pequeña versión de los hechos, la del entrenador: que Vidal, jugando con Jordi Alba tras un entrenamiento, se lesionó haciendo el tonto. Ello desató la cólera de Luis Enrique. Sin embargo, resulta que la versión del tarraconense es bien distinta. Si las cosas no cambian, Vidal amenaza con tirar de la manta.

Al parecer, el jugador ha tenido que tragar mucho con Luis Enrique. Ha sufrido en sus propias carnes el carácter autoritario del técnico y no lleva bien sus críticas desmedidas y feroces. Vidal está callando, pero tiene mucho que contar sobre el asturiano.

En busca de relevo

Esto le puede acabar pasando factura al Barça, que ya ha puesto en marcha el plan renove para el lateral derecho. Pretenden imitar el modelo del Real Madrid, con dos laterales capaces de ser titulares como son Carvajal y Danilo. Ahora está Sergi Roberto, muy táctico y hábil en la construcción de juego, pero falto de físico y velocidad. El club baraja incorporar un futbolista más físico que pueda compartir el lateral diestro con Roberto.

Ello implicaría la marcha de Aleix Vidal, que podría producirse este mismo mercado de invierno. Sin embargo, si el club quiere callar al jugador tendrá que asumir que se vaya con la carta de libertad bajo el brazo o un traspaso muy inferior al que pagó al Sevilla hace dos años: 17 millones. Lo cierto es que Vidal está muy molesto tras quedar fuera de la convocatoria contra el Leganés.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad