Keylor Navas y su nueva jugada| EFE

Florentino Pérez se carga a Keylor Navas en una negociación a tres bandas

stop

El presidente del Real Madrid prepara la última jugada para sacar al portero

04 de octubre de 2017 (15:52 CET)

Florentino Pérez se está mostrando particularmente activo en su intento de sacar a Keylor Navas del Santiago Bernabéu en las últimas semanas. El presidente blanco está empeñado en asegurar el futuro madridista con un bloque de jugadores jóvenes y en ese proceso quiere poner la guinda con un guardameta que haga historia en Madrid.

Tras la primera negativa recibida por Kepa Arrizabalaga, que quiere esperar una mejor en las condiciones del Athletic Club para continuar en San Mamés, Florentino ha enfriado la operación, dispuesto a contraatacar cuando sea el momento oportuno.

Mientras tanto, ha vuelto sobre sus pasos para tantear a un viejo conocido de la capital española, cuyo fichaje sería visto como un gran acierto deportivo y estratégico. Thibaut Courtois, jugador ex colchonero, vuelve a sonar con fuerza.

El guardameta nunca ha ocultado su deseo de volver a España. Está a gusto en Londres, pero guarda muy buen recuerdo de su paso por el Vicente Calderón y cree que el Chelsea no llegará a ser un serio candidato a la Champions League.

Courtois tiene clavada la espina de la competición continental a raíz del gol de Sergio Ramos en el minuto 93 y podría intentar sacarla en el mismo equipo que le arrebató la gloria.

Un cambio de cromos a tres bandas

Su gran experiencia a pesar de su juventud, 25 años, le convierten en uno de los mejores porteros de Europa. Su fichaje podría llegar a los 60 millones de euros, pero la afición lo recibiría con los brazos abiertos.

Para facilitar la llegada del belga, Florentino ha contactado a su entorno, y trata de dar una salida atractiva a Keylor Navas. El Paris Saint-Germain sigue en busca de un portero de primer nivel y el tico vería con buenos ojos ir al faraónico proyecto de Nasser Al-Khelaifi.

A sus 30 añoscumplirá 31 en diciembre- el tico busca su último gran contrato en Europa. Sabe que en Francia viviría con mucha menos presión que en el Santiago Bernabéu y da su ciclo como madridista por más que cumplido. En cuatro habrá ganado –al menos- dos Champions League. Es historia viva de su país, tras el Mundial puede salir por 20 millones de euros.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad